Un policía mató ayer a un delincuente que lo asaltó junto a un cómplice que resultó herido, mientras estaba con su novia en el departamento mendocino de Las Heras.

El hecho ocurrió alrededor de las 7, en la comercial esquina de Pascual Segura y Lisandro Moyano, en el mencionado distrito cuyano. El efectivo estaba de franco y acompañado por su pareja cuando dos motochorros los interceptaron con fines de robo.

El policía se resistió y comenzó un tiroteo con los asaltantes, uno de los cuales recibió un balazo por el sector izquierdo de la espalda, que le provocó la muerte en el lugar a los pocos minutos. Además, durante el enfrentamiento el cómplice también recibió un disparo y fue trasladado al Hospital Ramón Carrillo, ubicado a unas 15 cuadras, tras ser detenido en su casa de la calle Necochea.

El hecho es investigado por la Fiscalía de Homicidios, en tanto el efectivo policial -identificado como Pablo Freytes, de 30 años- quedó a disposición de la Justicia.

El efectivo, auxiliar de la Unidad Policial de Asistencia al Turista (UPAT) desde el 6 de julio del año pasado, se presentó tres horas después en la comisaría 36ª, porque su novia estaba en shock. El fiscal definirá la situación procesal en las próximas horas.

Los asaltantes

De acuerdo con sus registros dactilares, el delincuente abatido fue identificado como Juan Manuel Quiroga Morales, nacido el 11 de enero de 1993. Estaba en pareja, tenía una hija y decía ser albañil. Presentaba algunos antecedentes y en junio de 2015 lo habían detenido. La moto que conducía, una Appia 150cc amarilla, estaba a nombre de otra persona.

Por su parte, el herido y presunto cómplice del asalto fue identificado como Guido Alexander Rodríguez, con fecha de nacimiento 26 de enero de 1988. Los policías conocían a este sujeto de 29 años porque lo habían detenido el 22 de agosto por un encubrimiento simple, de acuerdo con la Oficina Fiscal Nº 6 de Las Heras.

En sus antecedentes figuran amenazas, resistencia a la autoridad, daño simple, encubrimientos y desobediencias, entre otros. Tras el hecho y al ver que Quiroga no respondía, Rodríguez tomó la motocicleta y escapó. Presentaba una herida de arma de fuego en el muslo derecho.

El policía Freytes confirmó en la comisaría 36ª que había sufrido un asalto y que ofreció resistencia con su arma reglamentaria. El auxiliar explicó que se había ido de la escena después de ser abordado, porque su pareja padeció un estado de shock y que la llevó hasta un domicilio, para luego ponerse a disposición de la Justicia.

El fiscal ordenó secuestrar el arma para hacer los cotejos (se levantaron unas 10 vainas en el lugar del hecho) e iba a resolver la calificación, que podría ser homicidio en legítima defensa o exceso de la misma, en las próximas horas.