Dos mujeres fueron a una comisaría en Lanús a exigir la liberación de su sobrino de 16 años acusado de robo.

Durante un forcejeo que tuvieron con la policía se les cayeron cosas de la persona asaltada por lo que quedaron detenidas acusadas de participar del robo.

El adolescente había sido detenido tras la denuncia de un vecino. Al enterarse las tías fueron a la comisaría, donde a los gritos reclamaron su liberación.

Ahí patearon a los policías y se les cayeron las pertenencias de la víctima de robo. Por lo que quedaron presas por la agresión a los efectivos y el robo.