Por María Helena Ripetta
mripetta@cronica.com.ar

Florencia Albornoz, tenía 22 años, un hijo, cuando conoció a un policía, se puso de novia, se casaron y tuvo a su segunda hija. Pero nada fue como lo soñó.

Ese hombre la asesinó a ella y a un amigo en la localidad bonaerense de Quilmes. La familia de Florencia denuncia que La Corte le bajó la condena y él, desde la cárcel, mira a la nena por Facebook, por lo que temen que la busque cuando salga.

"Mi hermana se casó con Miguel Angel Mazo en 2009. Mientras estuvieron de novios estaba todo bien, después empezó a aislarla, a maltratarla física y verbalmente", le dice a Crónica Fernanda Albornoz, quien reclama junto a su familia que la Corte de la provincia revea el fallo en el que se le rebajó la condena y denuncia que desde la cárcel él tiene una cuenta Facebook desde donde entra a sus muros a mirar fotos de la nena. "Mazo mata a mi hermana y a su amigo Ernesto Escudero, con el arma reglamentaria. Eso fue en 2010. En 2012 le dieron 18 años pero el Tribunal de Casación le bajó la pena a 12 años, el fiscal apeló a la Corte. Nosotros estamos a la espera de que haya justicia", sostiene la hermana de la víctima.

"Mi mamá y mis sobrinos están mal. Es difícil llevar el dolor, es día a día y más por los nenes. El varón tenía seis años y la nena tres. El Estado estaba ausente, recién ahora estoy haciendo que vean un psicólogo y un psiquiatra a mi sobrina. Ella se corta, está en tratamiento y me falta un psicólogo para el varón", pide Fernanda.

"Encima tengo que ver a Mazo sacándose fotos desde la cárcel y subiendo al Facebook con el nombre de Matías Mazhou. Está en la cárcel de Florencio Varela en el pabellón de ex policías y de evangelistas", sostiene Fernanda. Ella recuerda que su hermana le hizo muchas denuncias por violencia de género. "Él la dejaba encerrada cuando se iba a trabajar, volvía le traía la comida y la volvía a encerrar. No la dejaba ir a ningún lado si no era con él. Se separaron y él la seguía hostigando. La vigilaba con la excusa de ver a la nena", cuenta Fernanda.

"El 17 de enero de 2010, después de muchas denuncias, él la mató a ella y a su amigo", dice la hermana y reclama: "Pedimos Justicia por mi hermana y su amigo, que puedan descansar en paz. Este hombre nos destrozó en vida".