Muerte por "fractura de cráneo de 12 centímetros, hematoma sangrante y edema cerebral". Ese fue el informe de la autopsia hecha al cuerpo de una beba de 11 meses fallecida la primera semana de noviembre en el departamento santiagueño de Copo.

El reporte forense fue difundido en las últimas horas y cambió la situación judicial de la madre de la menor, Silvia Rafaela Alvarado, de 21 años. Estaba como demorada desde el 6 de noviembre, cuando los investigadores no tenían en claro si los golpes contra esa beba y su hermana gemela habían sido aplicados por la joven.

La mujer quedó detenida y el fiscal de la localidad de Monte Quemado, del departamento de Copo, Gabriel Gómez, le imputó los delitos de “homicidio agravado y lesiones calificadas por el vínculo", precisaron fuentes citadas por ElLiberal.com.ar.

La imputada residía en el paraje Guayacán Norte, distante 30 kilómetros de El Caburé, en Copo.

La gemela sobreviviente, en tanto, permanecía este miércoles en grave estado en el Centro Integral de Salud (CIS) de la ciudad de La Banda, con un cuadro de fiebre, diarrea y muy bajos signos vitales, que los investigadores no descartaban que respondiera a los golpes recibidos.

Audiencia judicial por el hecho

Con el informe contundente de la autopsia, el fiscal arribó este martes a la audiencia por el hecho y requirió al juez Ricardo Juárez Rabí la conversión de aprehensión (o demorada) de Alvarado en detención.

A su turno, el defensor de Menores se sumó al pedido del fiscal. Enfrente, la representación de la imputada abogó por una excarcelación extraordinaria y por el arresto domiciliario.

Finalmente, el magistrado convalidó la solicitud de Gómez al convertir la aprehensión en detención.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy