Cuatro jóvenes de entre 13 y 22 años murieron tras chocar el auto en el que viajaban contra el acoplado de un camión cuando eran perseguidos por un patrullero en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, y por el hecho desafectaron a los dos policías que participaron de la persecución y jefe de la comisaría local. Familiares y amigos de las victimas volvieron a marchar en reclamo de justicia. "Eran chicos, no delincuentes", manifestaron.

En el marco de la investigación, desde el entorno de los fallecidos afirmaron que uno de los policías involucrados efectuó disparos durante la persecución y eso hizo que los adolescentes pretendieran escapar, pero la versión fue desmentida por los efectivos, ante lo cual, la Justicia dispuso el secuestro de las armas para que sean cotejadas por peritos de la Gendarmería Nacional. En este aspecto este miércoles por la noche finalizaron las autopsias. De acuerdo a lo que se informó, una de las víctimas tiene un tiro en el glúteo. Ante la novedad, la justicia secuestró el plomo y lo cotejarán con las armas secuestradas a los policías.

LEÉ TAMBIÉN: Auto se estrelló contra un camión con acoplado: 4 muertos

Además, de acuerdo a lo que determinaron los peritos del Ministerio Público de Lomas de Zamora, las muertes fueron por el choque. Al respecto, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que si los policías no actuaron como corresponde les "caerá todo el peso de la ley".

Todo comenzó cerca de la 1 del lunes último, cuando cinco jóvenes a bordo de un Fiat Spazio gris chocaron contra un acoplado estacionado al costado de la Ruta Nacional 3, a la altura de San Miguel del Monte, unos 115 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires. Como consecuencia del impacto, murieron cuatro de los ocupantes, identificados por la policía como Carlos Aníbal Suárez (22); Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13), mientras que una adolescente de 13 años sufrió graves lesiones y quedó internada en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

LEÉ TAMBIÉN: Ritondo desafectó a policías que participaron de la persecución en San Miguel del Monte

Tras el hecho, familiares y vecinos de Monte responsabilizaron por el accidente a la policía, y realizaron una protesta, con cortes de calles en los que se registraron algunos incidentes contra efectivos de la comisaría local. Durante esa manifestación, la agente Noemí Esther Baigorria recibió un golpe en la cabeza, por lo que fue trasladada a la clínica porteña Fitz Roy, en la que fue intervenida por una fractura de cráneo y permanece internada en grave estado.