Un hombre fue detenido este lunes cuando intentó robar a mano armada en un almacén del barrio porteño de Monserrat, aunque el dueño del comercio logró evitar el asalto y redujo al sospechoso en la puerta del local hasta que llegó la policía.

Fuentes policiales y la propia víctima del asalto aseguraron que el hecho se produjo en "The Chicken Store", un negocio de alimentos elaborados ubicado en la calle Bolívar 530. Según los investigadores, cerca de las 12.30 de este lunes, un hombre ingresó al local en momentos en que Manuel, el dueño, había salido a comprar fruta a otro local situado a pocos metros.

Según explicó el comerciante, al regresar se encontró con el asaltante, que desenvolvió un revólver calibre 38 que tenía entre sus ropas y lo obligó a caminar hacia el fondo del negocio. "Mientras me llevaba se me cayó el celular, me agaché para agarrarlo y cuando me pidió que se lo entregara, me incorporé y le empecé a pegar", contó Manuel.

 "Mientras me llevaba se me cayó el celular, me agaché para agarrarlo y cuando me pidió que se lo entregara, me incorporé y le empecé a pegar"

El dueño empujó al ladrón contra una de las heladeras del almacén, donde siguió golpeándolo, hasta que logró sacarlo a la vereda. Durante el forcejeo, el ahora detenido arrojó el arma hacia el medio de la calle antes de ser reducido por la víctima, que lo sostuvo de los brazos boca abajo mientras pedía a los vecinos y transeúntes que se comunicaran con el 911.

En tanto, un joven estudiante de medicina y un jubilado que se encontraban en el lugar detuvieron la marcha de un camión y colocaron una bicicleta en medio de la calzada para evitar que el tránsito siguiera
circulando por Bolívar.

LEE TAMBIÉN: Lo mataron por un celular de 16 años de antigüedad

Pocos minutos después se acercaron una oficial de calle y dos patrulleros, que esposaron al delincuente mientras era retenido por cinco vecinos que se acercaron al lugar, agregaron voceros policiales. Mientras los policías levantaban el revólver, que tenía el tambor vacío, el aprehendido gritaba "¡Fui a comprar dos milanesas! ¡Quiero pericias y huellas!", señalando hacia el arma.

En ese momento apareció caminando la madre del delincuente desde la calle Chile, que le respondía "a mí no me nombres más, aguantátela", ante los pedidos de ayuda de su hijo. Una empleada del local, que también se acercó al lugar, increpó al ladrón y luego dijo que no es la primera vez que sufren un episodio de inseguridad, ya que el año pasado les había ocurrido algo similar.

LEE TAMBIÉN: Valiente almacenera "despachó" a las trompadas a un ladrón

"Estamos cansados, siempre pasa algo en esta cuadra", añadió la mujer, y señaló que los vecinos de la zona "saben que todos los que chorean viven acá a la vuelta, en casas tomadas", en referencia a la cuadra de Chile entre Bolívar y Defensa en el que existen varios conventillos.

El aprehendido fue trasladado hasta la comisaría vecinal 1E de la Policía de la Ciudad, donde permanecerá hasta la intervención de la fiscalía de turno.

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos