Un hombre violó a dos mujeres de avanzada edad en sus casas de barrios cercanos en la provincia de Mendoza. En ambos casos el "modus operandi" fue similar ya que el agresor entró a las propiedades saltando al patio trasero y forzando las puertas. Luego, amenazaba a las víctimas con un arma,  accedía carnalmente a ellas y huía no sin antes robar alguna de sus pertenencias.

Con respecto a las afectadas, una de ellas es una anciana, dueña de la vivienda mientras que en el segundo caso fue abusada la mujer que cuidaba a la propietaria.

La Policía Científica y el Cuerpo Médico Forense (CMF) lograron rescatar rastros genéticos del abusador en ambas intervenciones y al ser comparados, se determinó que se trataba del mismo ADN. Así, se confirmó la principal hipótesis que manejaban las autoridades.

Ante este dato, la segunda causa que estaba a cargo del fiscal de Delitos Sexuales Gustavo Stroppiana se acumuló a la primera, a cargo de su par Virginia Rumbo, quien ahora tiene ambos expedientes.

Las autoridades confesaron estar lejos de poder identificar al agresor sexual.

Los hechos

La primer vejación que se registró el 24 de febrero pasado en una vivienda ubicada en la Segunda Sección de Ciudad, donde irrumpió un ladrón con un arma blanca. La víctima, de 76 años, fue reducida por el agresor y violada. Luego el hombre tomó algunas pertenencias y huyó.

Días después, la madrugada del 9 de marzo, ocurrió un hecho similar a menos de 20 cuadras del primer caso. En esta oportunidad el atacante utilizó un arma de fuego y abusó sexualmente de una mujer de 57 años que cuidaba a una anciana dueña de la casa. Posteriormente, sustrajo un celular y dinero en efectivo.

Fuente: