El secretario general de la  UATRE, Ramón Ayala, afirmó este martes que una eventual rebaja en las indemnizaciones por despido “no es una cuestión de fondo, porque a la persona que quiere trabajar nadie la despide. Un trabajador que rinde y es reconocido nunca es despedido”. Así, el jefe de uno de los sindicatos más cercanos a la administración de Mauricio Macri defendió los cambios laborales que impulsa el Gobierno.

Sin embargo, el sindicalista reconoció que “los aumentos de tarifas no son emparejados con los aumentos de salario” y señaló que “no se puede decir que los trabajadores están bien porque sería una mentira total”.  

Heredero gremial de Gerónimo “Momo” Venegas, el dirigente alineado con el Gobierno sostuvo que “es cierto que las tarifas son duras porque los aumentos son bastante considerables, pero lamentablemente es una medida necesaria que se tenía que tomar porque no se podía vivir del subsidio”.

En diálogo con FM La Patriada, el líder de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores ( UATRE) lamentó que “los aumentos de tarifas no son emparejados con los aumentos de  salarios”, pero insistió en que “no se podía vivir más de la situación en que se estaba viviendo: era una total fantasía que llevó al estancamiento y el 30 por ciento de pobreza”.

Consultado sobre el proyecto de reforma laboral enviado por el Gobierno al Congreso, Ayala subrayó: “No lo vi en profundidad. Veremos cuáles son los otros puntos del proyecto, pero estoy de acuerdo con el blanqueo de los trabajadores”. 

Finalmente, Ayala remarcó que “hubo avances” en la gestión de Cambiemos al frente del Gobierno: “Están bajando los niveles de  pobreza y de desempleo, más allá de que falta mucho. No puedo  decir que los trabajadores están bien porque sería una mentira  total. Todos estamos viviendo un proceso de cambio. Tuvimos 12  años de Gobierno total y de pérdida de derechos de los trabajadores”.