La Cámara Argentina del Acero manifestó ayer su preocupación por el arancel del 25% que Estados Unidos aplicará a las importaciones de acero de cualquier origen, una medida anunciada por el presidente Donald Trump. "Si bien ha trascendido que la decisión se formalizaría la semana entrante y aún no se conoce el alcance preciso de la medida en términos de productos y países afectados, el anuncio tendría como resultado la afectación de las exportaciones argentinas de productos de acero que se venden a Estados Unidos", indicó la cámara empresaria.

Precisó que "en 2017 se despacharon a dicho mercado más de 200.000 toneladas de tubos de acero sin costura, producto de alto valor agregado para la industria del petróleo, los cuales podrían verse fuertemente afectados por la medida anunciada". Acotó que la decisión "podría generar un desvío de comercio hacia Latinoamérica -y Argentina en particular- de productos de acero, que muchas veces ingresan en condiciones de comercio desleal provenientes desde China, Corea del Sur, Vietnam, Rusia, y Ucrania".