Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Mauricio Macri empieza la semana recibiendo un nuevo golpe desde la calle. Es que los movimientos sociales comienzan la llamada "Marcha federal por pan y trabajo", la cual partió este lunes desde cinco provincias. El acto central será el viernes, frente al Congreso de la Nación, donde el llamado "triunvirato piquetero" espera alrededor de 200.000 personas.

"Con el Gobierno venimos teniendo diálogo, pero no anuncios", le dijo a Crónica Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, y quien este lunes por la mañana partirá desde La Quiaca (Jujuy) encabezando la columna del noroeste argentino. Los otros puntos de concentración son: La Rioja capital, Posadas, Bariloche y Ushuaia.

Según confirmó Menéndez, "el miércoles haremos un gran acto en Córdoba y el jueves en Rosario". La movilización fue convocada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Además cuenta con el apoyo de La Bancaria y Camioneros, y de la CTA de los Trabajadores, encabezada por Hugo Yasky.

Además de expresar su rechazo a la política económica del Gobierno y a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, los manifestantes reclamarán la sanción de leyes de "emergencia alimentaria, integración urbana, infraestructura social, adicciones y agricultura familiar", dijeron en un comunicado.

La iniciativa de emergencia alimentaria incluye un relevamiento para detectar casos de malnutrición o en riesgo de estarlo para brindar asistencia mediante bonos alimentarios, mientras que la de integración urbana plantea "regularizar y urbanizar los barrios humildes para mejorar la prestación de los servicios".

En infraestructura social, exigen "garantizar que el 25 por ciento de las obras públicas sean realizadas por cooperativistas de trabajo". Además solicitan que el Congreso trate un ley de adicciones que incluya la asistencia en casos de consumo y una ley de agricultura familiar para "proteger a las familias que poseen y trabajan sus tierras".

Las columnas confluirán el viernes a partir de las 9 en el Puente Pueyrredón y en Liniers para, desde allí, marchar hacia el Congreso Nacional, donde realizarán un acto a partir de las 14.