El Banco Central informó ayer por la noche que su tasa de política monetaria aumentó 200 puntos básicos. Esto significa que mejora el resultado de las personas que ahorren en plazos fijos, cuya tasa a 30 días será ahora del 53,3% anual. Pero también, que se encarece el costo por financiarse con tarjeta de crédito. Es decir, los bancos podrán cobrar más caro a los consumidores que opten por pagar en cuotas (afuera de los planes sin interés) y/o se endeuden por no pagar el total del resumen mensual.

De manera resumida, este instrumento es la base de referencia, entre otros cálculos, para conocer cuánto se puede ganar si se deposita un plazo fijo en el banco, como así también, cuánto puede cobrar una entidad financiera por pagar con tarjeta de crédito en cuotas o, en casos de fuerza mayor, endeudarse.

Mediante la Comunicación A7474, el Banco Central decidió "sustituir, con vigencia a partir del ciclo de facturación correspondiente a abril de 2022, al 51% nominal anual el límite al interés compensatorio para financiaciones vinculadas a tarjetas de crédito que pueden aplicar las entidades financieras".

 

 

A partir de esta decisión, los bancos pueden cobrar una tasa de interés de hasta 51% anual. Esta tasa ya había aumentado 600 puntos básicos en enero, al pasar del 43% al 49% que estaba vigente hasta este martes.

 

¿Qué hacer para alivar la deuda con la tarjeta de crédito?

 

El refinanciamiento con tarjetas de crédito ya habían subido en enero de este año, al 49%, y ahora pasó a 51%. Evitar endeudarse es la mejor opción, claro que a muchas personas cuyos ingresos no son suficientes para llegara fin de mes, les resulta inevitable. En este último caso, lo mejor es comunicarse con el banco a ver cuáles son las opciones de refinanciación disponibles y evaluar si resultan convenientes y posibles de cumplir. A su vez, evitar el pago mínimo permite reducir el interés por demoras. De no quedar otra alternativa, pagar un poco más del mínimo que indica el resumen alivia el costo de endeudamiento.

 

 

Algunos consejos para realizar compras con tarjetas de crédito

 

- Realizar un presupuesto mensual: Es importante identificar los ingresos particulares de cada persona y cuánto dinero puede destinar a gastos fijos y variables. También se puede fijar el gasto de la cuota mensual durante el tiempo que se disponga para realizar el pago y de esta manera recordarlo con más facilidad. Este documento también permite evitar compras innecesarias que no se ajusten a las finanzas personales. 

 

- Guarde sus comprobantes: Una buena opción es archivar los recibos de las compras cuyo pago se extiende por muchos meses para no perder el objetivo y evitar superponer gastos. Es importante mantener la constancia en el control de seguimiento de las cuotas por pagar para planificar las compras y no tener saldos elevados. 

 

 

- Evitar tener más de una tarjeta: Al tener dos tarjetas puede suceder que la persona no tenga un control riguroso de sus gastos y se encuentre a fin de mes con grandes montos a pagar. En el caso de tener dos o más tarjetas, lo ideal es destinar una a los gastos diarios y otra con un monto más elevado para emergencias o grandes compras, de esta manera es más fácil realizar el seguimiento de los gastos.

 

- Evaluar cual es la mejor opción de financiación: Muchas veces pagar montos pequeños durante mucho tiempo no es la mejor opción de compra para una persona de acuerdo con sus finanzas y objetivos. Es importante analizar la situación financiera de forma detallada además de los intereses o descuentos que se puedan aplicar y elegir la opción que se adecúe mejor para cada uno. 

 

- Evitar realizar compras impulsivas: Pensar que comprar varios bienes en cuotas financiadas a grandes plazos simplemente porque resulta más barato a fin de mes no es correcto. Ante una compra impulsiva la persona debe tomarse unos minutos para pensar si realmente necesita el producto y si se ajusta a su presupuesto mensual.

Ver comentarios