El Gobierno prepara medidas económicas para apuntalar el frente cambiario y lograr que el Banco Central fortalezca sus reservas en divisas. El turismo receptivo será una de esas fuentes.

La idea que está bajo estudio de la ministra de Economía, Silvina Batakis, es la creación de un sistema por el cual los viajeros que llegan del exterior puedan liquidar sus divisas de manera formal, en lugar de hacerlo en el mercado paralelo. Como incentivo tendrían un nuevo mercado en el que el dólar tendría un valor mucho más alto que el oficial o el que se abona en los bancos.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, adelantó algunos detalles de la iniciativa. "El turismo es uno de los principales generadores de divisas. La brecha cambiaria hace que el turista que llega al país acuda a cambiar dólares al mercado informal y nosotros necesitamos fortalecer las reservas del Banco Central. Las medidas apuntarán a que haya un mercado diferenciado para el turista, que quien liquide sus dólares de manera formal,por ejemplo con tajeta de crédito, se acerque más a una cotización que tenga que ver con al dólar MEP o CCL", dijo Lammens.

La idea fue analizada en la reunión de Gabinete que se realizó este miércoles en la Casa Rosada. "La ministra Batakis hizo un informe de la situación. Mañana (por el jueves) ella tendrá reunión de gabinete económico donde se van a analizar diferentes medidas. La ministra y el gabinete económico las van a comunicar hacia fin de esta semana o la semana que viene", dijo la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

 

Dólar turista: ¿A qué valor estará?

 

Hasta ahora, los turistas que llegan del exterior y quieren canjear sus dólares o euros por moneda local tienen dos opciones. Una es ir a los bancos oficiales y cambiarlos a una cotización aproximada de 132 pesos por dólar. Otra es ir al mercado paralelo: las cuevas que ofrecen dólares "blue" los compran a unos 285 pesos para revenderlos por encima de 300. 

La disparidad entre los tipos de cambio es tan grande que en la práctica todas las operaciones se canalizan por el "blue". Como el turismo receptivo está aumentando, producto de que la pandemia está quedando atrás y de que el tipo de cambio alto hizo que viajar a la Argentina sea barato para los turistas extranjeros, lo que pretende el Gobierno es capturar esos dólares y llevarlos para el mercado oficial, donde escasean.

 

 

"El mercado del dólar blue, negro, es muy chiquito. Es nimio. Está siendo inyectado por los que quieren generar corridas y ventajas para ellos. Quieren sacar ventaja para sí", dijo el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, al ingresar a la reunión de Gabinete.

Lo cierto es que los valores del "blue" y del CCL (el que surge de la venta de bonos para obtener divisas extranjeras) más que duplican el valor oficial: este miércoles arrancaron la jornada a 307 y 311 pesos respectivamente. Eso agrega tensión ya no sólo al mercado cambiario sino al resto de la economía.

 

Ver comentarios