Por Roberto Di Sandro
El Decano | 72 años en la  Casa Rosada

rdisandro@cronica.com.ar

Se tiene fe

En Olivos volvió a demostrar que tiene mucha fe en los próximos pasos para aliviar la grave situación económica. En varias reuniones celebradas con el presidente Alberto Fernández y equipo, insistió en que no renunciará y que las medidas adoptadas en el campo de los números van a dar resultados. El ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien el Presidente le dio amplias facultades y respaldo, tomó mayor confianza “porque es la única manera de no devaluar”.

Este fin de semana abre expectativas, quizás definitivas, para evitar impactos socioeconómicos que están a la vista y que se avecinan si no se adoptan resoluciones con sentido común para que salgamos del pozo en que nos encontramos. Dicen los que saben que le dieron un plazo de quince días “para aclarar el panorama” o, si no, habrá que buscarle un reemplazante.

“No es el momento de hacerlo”, refirió en la reserva de las reuniones el Presidente, quien, en medio de todas estas debilidades que se mencionan, sigue entendiendo que, si no hay unidad y respaldo de todos “por lo menos en estos instantes, las cosas no van a caminar”. Al mismo tiempo, decidió extender la cuarentena -o como se llamequince días más.

Terminará el 8 de noviembre y el coronavirus sigue creciendo en contagios más en las provincias -no todas- y se mantiene, aun cuando decrece en la zona del AMBA. Surgió un hecho saliente dentro del contexto periodístico oficial que no le gusta mucho al ministro, pero debe hacerlo: hablar todo lo que se pueda por radio y televisión y mencionar las medidas que se toman explicando con claridad y prolijamente hacia dónde vamos.

El crecimiento del dólar “blue” es imparable y está causando destrozos en los bolsillos de la gente. Recrudece la presencia de otro flagelo que para:los remarcadores de precios. A la ya alicaída situación de la gente que no tiene trabajo, a pesar del esfuerzo que hace el gobierno por aliviar situaciones con subsidios y planes de diferentes características, lamentablemente la plata “no alcanza”.

Estas dos palabras son repetidas a cada paso y parece que muchas veces molesta a ciertos sectores, pero es la pura verdad. Las colas para encontrar aunque sea un “conchabo” se advierten constantemente: en los lugares donde se necesitan 15 o 20 empleados, van 1.500. Se palpa a cada instante y no mentimos en ningún caso.

Claro; existen rubros que “de a poquito” se van recuperando a través de niveles oficiales que trazaron un programa de acción laboral que agrupa el entendimiento entre el Estado, los empresarios y los trabajadores. Enseguida detallamos.

¿Vuelven las fábricas?

Hace muchos años, en épocas fulgurantes de trabajo, construíamos en la Argentina automóviles, aviones y muchos otros elementos “con mano de obra”, sin la tecnología de hoy. Las chimeneas vomitaban humo permanentemente y millares de overoles se mostraban en los establecimientos. La alegría se advertía en cada rostro. Había trabajo porque, cuando alguien se sienta en el sillón de Rivadavia, es para eso: para generar trabajo y no para polemizar.

Parece que esto comienza a verse en algún sector. En este caso, se moviliza en el automotor, en reuniones de Fernández con su ministro de la Producción, Matías Kulfas, dirigentes y trabajadores del Sindicato de Mecánicos y presencias como la Unión Obrera Metalúrgica, Plásticos, Autopartistas y otros gremios afines a este rubro. Han trazado un plan que se denomina “Visión 2030” preparando un proyecto que será enviado al Congreso de la Nación.

Todo esto, sin duda, teniendo en cuenta el propósito de abrir puestos de trabajo y, al propio tiempo, incluir la tecnología que en aquella época no existía, pero ningún elemento modernizante reemplazaba a un ser humano como ocurre hoy. Alguien preguntó cuando vio esto: “¿Y por qué no regular la presencia de la “robotización” y solo un porcentaje se aplica para evitar despidos? Piénselo, Presidente. Seguramente alguien va a decir “quieren volver para atrás”.

No, señores. En un momento como el que vivimos hay que dejar que la mano de obra fluya nuevamente para no tener, como hoy, dos dígitos de desocupación. No olvidarse de que hay un gobierno popular que lleva el signo peronista y Juan Perón es la figura consular de quien dignificó al trabajador.

Piden plan económico

Llegó a la Casa Rosada un “paper”, como le dicen ahora, sobre las negociaciones telefónicas que mantiene el FMI con el gobierno argentino. Están esperando un programa económico del presidente Fernández y especialmente la redacción del próximo Presupuesto “para iniciar acuerdos y debates entre sí acerca del futuro acuerdo a que deben llegar”.

Con estos conceptos, no tan exactos pero con contenidos similares, la entidad crediticia esperará un tiempo prudencial y luego volverá a la Argentina. En algún sector del escrito se dice también con cierto hilo de comprensión, pero también de preocupación, que “deben superarse ciertos problemas que están surgiendo hoy” y hace alusión sin nombrar a cómo va creciendo el déficit y cómo el dólar -con otras palabras- “rompió la barrera del sonido”.

Por ahora seguirán las charlas telefónicas o videoconferencias, pero incluye el parte un objetivo: elaboración de un plan económico. El jefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, confirmó la noticia y sumó una más: estará en Buenos Aires a mediados de noviembre.

“No le dan pelota, pero...”

“Breves y Sabrosas”, así se denomina este segmento de “Intimidades”. Entre lo real y lo irreal. Las versiones que después se concretan y las que no son, pero que, por los tiempos que vivimos, también tienen validez. Se vive, en muchos casos, “un mundo al revés”, que a los jóvenes quizás no sorprenda, pero a los veteranos a veces nos deja congelados.

También los de mayor edad, con sus ocurrencias, hacen que se disipe un poco el grave momento que atraviesa el universo. Algunas réplicas simpáticas como las del ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica, una persona encantadora, sin duda, que habla con una simpleza y una categoría únicas.

Por ejemplo: le preguntaron si estaban enojados los presidentes de ambos países, Fernández y Luis Lacalle Pau, y contestó lisa y llanamente: “Fernández no le da pelota”. En principio tiene razón, pero ahora, después de una apreciación del nuestro, parece que en cualquier momento se van a sentar los dos en Montevideo. Don Pepe está siempre abierto para la Argentina.

Aunque no lo crea, es cierto y comprobado: el Fondo Monetario Internacional está evaluando -podríamos llamarlo “investigando”- dónde está la plata que le dio a Mauricio Macri durante su gobierno. A qué lo destinó. Qué tal.

“A no dormirse”

Este segmento, hoy un poquito más ampliado, nos contó desde los pasillos del primer piso de la Casa Rosada que una fuente “invisible” comentó la reunión muy reducida de gabinete con el “máximo”, que no es Kirchner, el diputado. En esas circunstancias, una alocución de Santiago Cafiero, facultado por el número uno para hacer este pedido, que más que un pedido fue una especie de orden: “Hay que poner más accionar en el gobierno”.

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, se moviliza constantemente en todas las áreas. Añadió Cafiero que debe haber mayor “homogeneidad en la tarea” y “mucha coherencia” en la realización de “planes concretos, sin perder tiempo”. El griego no para, sin duda. Atenti con la ministra de Vivienda, María Eugenia Bielsa. No están muy conformes con ella.

Se lo dijo el propio Fernández y esperan que le ponga más potencia a su plan. Se hizo un análisis de cada organismo y “empieza una nueva etapa de accionar”, teniendo en cuenta que deben luchar contra ese monstruo invisible que es el Covid-19. También se escuchó que “no es momento ahora para cambiar ministros”. Veremos. En las últimas horas todo el gobierno sigue a través de las pantallas las previas de las elecciones en los Estados Unidos. Todos “patean” a favor de Joe Biden. Eso dicen. Vamos a otro bloque.

Lavagna, en diálogo

El contacto del presidente Fernández con los gobernadores e intendentes es constante. Por supuesto que con más asiduidad con los del mismo palo. Lo hace desde Olivos y cuando va a la Casa Rosada. Trazó su plan de trabajo, que nosotros adelantamos. Viaja una o dos veces a la semana al interior y recibe “a todo el mundo sin parar”. Todo esto está bien, pero mucho mejor es resolver problemas candentes en conversaciones claras y precisas “y con rapidez”, agregan ciertas fuentes.

Ahora se habla de un hombre que tendría que estar en el gabinete: Roberto Lavagna. No acepta, pero sí dialoga. Muchos gobernadores, tanto oficialistas como los que no lo son, lo mencionan. Todavía tiene el puesto para presidir: el Consejo Económico y Social.

Recordando a mi hermano Armando, que hace un año que nos dejó y está cumpliendo años, saludos a nuestros lectores y, como siempre, en siete días estaremos nuevamente en estas páginas brindando este espacio ya consagrado como un clásico dominical. Suerte en la semana que se inicia.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos