Desde las primeras horas de este jueves, cientos de personas se dieron cita en la puerta del edificio emplazado en el barrio porteño de Recoleta, donde vive Cristina Fernández de Kirchner, con motivo del allanamiento que llevó a cabo el juez Claudio Bonadio.

De esta manera, con remeras, carteles y cánticos los militantes, fanáticos de Cristina, brindaron todo su apoyo para la ex presidenta investigada por la Justica por presuntas coimas en la obra pública.

También en las puertas del Instituto Patria, el cual esta presidido por la senadora nacional, hubo una fuerte vigilia.