Gabriela Cerruti, vocera del presidente Alberto Fernández, habló sobre el primer pago de la deuda externa que debe afrontar Argentina con el Fondo Monetario Internacional ( FMI). Además, la funcionaria despegó al Gobierno de los dichos del diputado Leopoldo Moreau respecto a un posible default y puso en duda el viaje de Axel Kicillof a China y a Rusia para acompañar en su gira al Presidente.

En la habitual conferencia de prensa de todos los jueves, Cerruti aseguró que "el Gobierno tiene voluntad de pagar de manera sostenible la deuda" del préstamo contraído por el gobierno de Mauricio Macri. Aunque indicó que defenderán "las jubilaciones, la inversión en ciencia y técnica, y los gastos sociales".

La portavoz presidencial manifestó que "es una negociación delicada y tenemos que ver como se va desarrollando hora a hora". Además, ratificó que "en el caso que se firme el acuerdo, la carta de intención será enviada al Congreso".

Asimismo, volvió a resaltar que desde el Gobierno esperan "llegar al mejor acuerdo, pero no vamos a aceptar nada que complique esta senda de crecimiento". De esta manera, acentuó las declaraciones previas que habían realizado tanto el Presidente como el ministro de Economía, Martín Guzmán.

En cuanto a los dichos de Moreau respecto a un posible default, Cerruti dejó en claro cuál es la postura del Gobierno. Teniendo en cuenta los vencimientos de la deuda por pagar, el diputado del Frente de Todos había manifestado que "default es una palabra que aterroriza, pero tampoco tiene que aterrorizar tanto como para creer que es el peor de los remedios". 

Al respecto, la vocera presidencial destacó que "son sus dichos y es su manera de pensar", despegando al ejecutivo de esa contundente interpretación. De esta manera, despegó al Poder Ejecutivo de la desafortunada frase del legislador.

La vocera también se refirió a la gira presidencial que emprenderá Fernández a China y a Rusia, dónde será acompañado por una comitiva de funcionarios, gobernadores y el intendente de José C. Paz, Mario Ishii.

Ante las versiones que habían circulado sobre la baja de algunos gobernadores, Cerruti reveló que la única duda es la presencia de Kicillof, quien anunció hace algunos días que había dado positivo de Covid-19.