Efectivos de la Policía Federal y miembros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) registraron este viernes el domicilio de la ex presidenta Cristina Kirchner en la ciudad santacruceña de El Calafate en cumplimiento del tercer allanamiento ordenado por el juez federal Claudio Bonadio. Después de seis horas de tareas, se decidió suspender el operativo para continuarlo el próximo sábado.

El allanamiento se lleva a cabo en el marco de la causa que investiga el presunto cobro de sobreprecios y pago de coimas en la obra pública durante el gobierno nacional anterior, a partir de la aparición de una serie de cuadernos con anotaciones del chofer Oscar Centeno.

Pasadas las 15, los uniformados de la fuerza de seguridad y los inspectores de la AFIP ingresaron a la casa ubicada sobre la calle Padre De Agostini junto a perros entrenados para allanamientos. En la puerta del lugar aguardaba un grupo de militantes kirchneristas, que cuestionó el operativo al grito de "cirqueros, no van a encontrar nada", y protagonizó un altercado con equipos periodísticos que cubrían el hecho.

Los encargados de realizar el allanamiento fueron recibidos por uno de los abogados y la encargada de la propiedad patagónica. A las 17, se sumaron a las tareas efectivos de la Gendarmería Nacional, que también aportaron distintos elementos de tecnología como scanners para registrar las paredes. Cerca de las 21 se decidió suspender el allanamiento para continuarlo el próximo sábado.

El último jueves fue allanado durante 13 horas el inmueble de la ex presidenta en el barrio porteño de Recoleta. Además del operativo en el edificio de Uruguay y Juncal, el mismo día la Policía Federal y la AFIP registraron la casa ubicada en Mascarello 443, en la ciudad santacruceña de Río Gallegos.

Todos los allanamientos se dieron en el marco de la causa por el presunto pago de coimas en la obra pública durante la gestión del kirchnerismo ordenados por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal número 11, quien el último miércoles había recibido la autorización del Senado para proceder con las medidas de prueba en los domicilios de la líder de Unidad Ciudadana.