El diputado nacional por La Libertad Avanza Javier Milei habló sobre su amor por los perros y el importante lugar que ocupan dentro de su vida. En esta línea, se refirió a su perro Conan, mascota por la cual tomó una drástica decisión para poder alimentarla cuando se quedó sin empleo.

En relación a este tema, el diputado nacional explicó que cuenta con varias mascotas, a quienes les puso nombres de "economistas" de su mirada ideológica liberal. A su vez, señaló que a ellos los considera "sus hijos y sus nietos" dentro de la conformación familiar.

 

 

 

"Mis nietitos se llaman Murray, por Murray Rothbard; Milton, por Milton Friedman; Robert, por Robert Lucas; y Lucas, también por Robert Lucas. Conan es mi hijo y sus hijos mis nietitos. Los trato como si fueran de mi familia", explicó el economista liberal, en diálogo con Radio con Vos.

Al respecto, rememoró un duro momento que le tocó atravesar cuando se quedó sin empleo, momento en el que decidió priorizar la alimentación de su perro Conan por sobre la de él mismo.

"Cuando yo me quedé sin laburo y tenía la guita de la indemnización, saqué la cuenta para saber cuánto tiempo iba a tardar para volver a conseguir laburo y dije: ’Me va a ir mal y va a tardar el doble’. En ese momento dije que el paseo de Conan no se toca y la calidad de la comida de Conan no se toca", resaltó.

 

 

 

Por este motivo, el economista agregó: "No se tocaba ninguna de las cosas de Conan. Me daba a mí para comer una pizza por día. Y desayunaba, almorzaba y cenaba con pizzas, por eso llegué a pesar 120 kilos".

"¿Cuál es el problema de que uno quiera a sus seres queridos de esa manera? Lo mismo haría por mi hermana también", apuntó Milei.

 

 

Ver comentarios