El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció la puesta en marcha de un plan para reparar unas 818 establecimientos educativos de 61 distritos para que las clases puedan comenzar el 2 de marzo y afirmó que "es obligación de la provincia tener las escuelas en condiciones seguras".

El mandatario provincial presentó el programa "Escuelas a la Obra" en la secundaria Nº 3 José Gregorio Rossi, en el partido bonaerense de Merlo, que prevé la inversión de 800 millones de pesos para refaccionar 818 establecimientos educativos y así poder comenzar con el ciclo lectivo.

"Encontramos que la infraestructura escolar en la provincia estaba en un estado de deterioro y abandono. Hay una deuda 1.600 millones de pesos por pagos pendientes de obras, en gastos de mantenimiento y en alquileres y servicios básicos". criticó.

Nicolás Trotta, ministro de Educación, afirmó en el acto que su presencia implica el compromiso de un "mismo gobierno" para transitar de manera conjunta "enormes desafíos en común".

"Estamos para reconocer a los intendentes que en los momentos en los que la Argentina se rompieron acuerdos sustantivos en garantizar la inversión educativa, dijeron presente para suplantar la ausencia de los Estados provincial y nacional", subrayó Trotta.

"Todos los día asumen en el aula la defensa de la educación pública y la construcción de conocimiento para transformar la sociedad", destacó el funcionario refiriéndose de esa manera al trabajo de los maestros.