A pesar de su momento de éxito en el ambiente de la música, Elian Valenzuela no pierde el eje. Sabe quién es y de dónde viene. Por eso el joven de 21 años, que alcanzó un lugar en el mundo de la cumbia bajo el seudónimo de L-Gante, recordó sus orígenes y volvió a emocionarse por el hecho de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo nombrara en un discurso.

“Me sorprendió que me nombrara Cristina porque es la vicepresidente. Una porque era cadena nacional. Y también valoro y le doy mi respeto al tomar el valor de nombrarme a mí porque mucha gente al no informarse o no comprender bien, me puede ver como un pibe que es cualquier cosa. Muchos dicen que yo hago apología de la droga o de la delincuencia y yo sé que me corregí”, añadió el cantante.

La mención de la expresidenta de la Nación se originó en que el músico usó en su educación una netbook entregada a través del plan Conectar Igualdad, que en aquel momento aseguraba la introducción de los alumnos al mundo digital. El programa fue desmantelado por el macrismo y en el último año, con esfuerzo, volvió a ser instaurado por el Ministerio de Educación de la Nación.

“No me acuerdo si vendí el celu para comprar la computadora que uso o si la cambié directo, pero después de ahí se ve que no la usaba el pibe. Pero a mí me sirvió. Yo salí para corregir a quien le entregás la computadora porque a mí me sirve mucho, pero capaz que otro pibe no la usa. Eso hoy en día, un aparato inteligente, es lo principal podemos decir”, expresó.

L-Gante hizo hincapié en que su actual exito se lo debe al esfuerzo y a no darse por vencido. "Yo canto de lo que vivo y mi persona. Después sé cuál es el buen camino. Mi mamá me educó bien”, agregó.