Humberto Schiavoni señaló que una sociedad "offshore no es buena ni mala en sí misma", y sostuvo que Luis Caputo "comprobó ante la Justicia que es tenedor fiduciario" y no titular de las cuentas no declaradas.

Eso contradice la información que las propias firmas dieron a la Comisión de Bolsa de Estados Unidos, en la que Noctua (una firma offshore controlada a su vez por otra empresa -Princess-, también offshore) aseguró que Caputo fue durante años su "accionista principal".

La omisión del ministro al no declarar dichas firmas en sus declaraciones juradas son un delito, que la justicia investiga.

Las declaraciones del jefe del PRO como partido nacional llegaron tras la escandalosa sesión de la Comisión Bicameral de seguimiento de deuda en la que el ministro expuso sobre las sospechas de corrupción, y terminó en forma intempestiva tras un mensaje de Caputo hacia la legisladora kirchnerista Gabriela Cerrutti. Cuando la diputada gritaba contra el funcionario, éste pidió levantar la sesión y se fue.

En diálogo con radio Futurock, el presidente del PRO afirmó que la exposición de Caputo fue "contundente" y rechazó el pedido de legisladores de la oposición que reclaman que el ministro vuelva al Congreso, luego de que se retirase sin terminar de contestar las preguntas de varios diputados. "No tiene ningún sentido", aseguró, pese a que quedaron numerosos legisladores sin poder preguntar y numerosas consultas sin responder.