El presidente Mauricio Macri encabezó junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el acto de inauguración de un tramo de autopista de la ruta nacional 7, en jurisdicción de San Andrés de Giles.

La actividad dio inicio alrededor de las 9.30, en la que además de Vidal también se hizo presente el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el intendente Carlos Puglelli. El nuevo camino que bordea la localidad bonarense de San Andrés de Giles, busca evitar que el tránsito pasante y de cargas tenga que atravesar la ciudad.

 

En el marco de la ceremonia, el mandatario remarcó "esta ruta es real, no es relato, no es sarasa, esto está hecho", y agregó que su gobierno supo "escuchar la necesidad" de los pobladores y que la obra que se inaugura hoy "no es un hecho aislado", sino que "está pasando en todo el país, todos los días", en referencia a las obras finalizadas.

Asimismo, manifestó que al escuchar la necesidad de la gente, "se pone en valor otra vez la política, porque la política tiene que estar para cuidar a la gente" y al servicio de la sociedad.

Además sostuvo que en su gestión las obras cuestan un "40% menos de lo que costaban en el gobierno anterior" porque "se hacen con licitaciones transparentes".


En un breve discurso Macri resaltó la importancia que tiene la Ruta Nacional 7 para el turismo y para el comercio con Chile, y recordó "lo difícil que era circular por este tramo, llamado el cruce de la muerte", donde los vecinos "hacía décadas que reclamaban por esta obra". 

"En lo vial, terminamos 7600 kilómetros entre autopistas y rutas, tenemos 13.480 km en construcción, es más que en los últimos 65 años", subrayó el presidente. 

En ese sentido, el mandatario aseguró que se trata de "creer" en uno mismo y cuidar la vida de todos, al tiempo que se permite el crecimiento del trabajo. "Se trata de creer en nosotros y darnos las herramientas para poder crecer", dijo el mandatario. 

La actividad se desarrolló alrededor de las 9.30 en San Andrés de Giles


"Con una autopista segura cuidamos la vida de todos, pero también permitimos que crezca el trabajo porque para aumentar la producción y el desarrollo se necesita una conectividad buena",  añadió y  aseguró que por eso se priorizó la inversión "en trenes, puertos y aeropuertos", además de rutas.

En este punto, el mandatario pidió que "los que trabajan en la cadena logística lo hagan respetando a los demás, no queriendo abusar" ni sacando ventaja "a partir de que los demás se queden sin trabajo". "Cada obra que terminamos nos reafirma que el camino que hemos tomado es el camino correcto", concluyó.