El ministro de Economía, Martín Guzmán, dialogó este viernes con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. Lo hizo en el marco de la reunión de primavera que organizan conjuntamente el FMI y el Banco Mundial, en Washington.

Al término de la reunión, el ministro afirmó que no habrá cambios sustanciales en el programa de facilidades extendidas que ambas partes celebraron hace poco más de un mes. Los lineamientos se mantendrán, pese a los cambios en la economía global que generó la guerra entre Rusia y Ucrania.

"Las metas no se van a cambiar, sino que vamos a priorizar los gastos de la protección social. Hemos sobre cumplido las metas fiscales del primer trimestre, y hemos logrado acumular reservas”, dijo Guzmán a la prensa en Washington, al término del encuentro.

“Con Kristalina Georgieva mantenemos el diálogo frecuentemente, casi semanalmente. En este encuentro se revisó el trabajo de la semana y el buen progreso que se viene verificando en la implementación de la pactado con el Fondo”, dijo el ministro.

 



En las reuniones “se analizó el contexto internacional y las implicancias de la Guerra en Ucrania, que están generando un proceso inflacionario a nivel global. Hay países que no tenían inflación y hoy tienen indicadores de dos dígitos. Hay un consenso internacional para evitar las consecuencias distributivas de la crisis. Importancia de los gobiernos para evitar el incremento de la desigualdad y promover una recuperación económica compartida”.

“Hay un buen progreso” en la realización del acuerdo, dijo Guzmán: “Hemos visto que el sendero fiscal fue en la línea de lo pactado, hay sobrecumplimiento respecto a la emisión monetaria que sólo alcanzó el 0,15% del producto bruto. Hemos obtenido crecimiento en la acumulación las reservas internacionales", continuó.

En líneas generales, el ministro evaluó que "el programa económico viene en la línea de lo planeado. La economía continúa creciendo a paso firme y generando empleo”.

El programa fue diseñado para que Argentina tenga dinero con el que responder a la deuda generada con el mismo FMI (tomada por Mauricio Macri en 2018). El gobierno recibió un anticipo de U$S 9.800 millones y se espera que en mayo venga una misión técnica del organismo: su objetivo será verificar que el país haya cumplido con las metas fijadas para realizar un nuevo desembolso.

Ver comentarios