Los restos del senador Carlos Reutemann, quien falleció este miércoles a los 79 años, eran despedidos en una ceremonia íntima en un velatorio ubicado en el microcentro de la ciudad de Santa Fe, que contó con la presencia de familiares y un reducido grupo de allegados.

En tanto que, a media mañana de este jueves, sus restos serán trasladados a un cementerio privado de la localidad de Monte Vera. Su esposa, Verónica Ghío, y sus hijas Cora y Mariana, resolvieron que tanto la despedida en la sala como la ceremonia en el cementerio sea "íntima y rápida".

Durante la ceremonia estuvieron presentes además de familiares un grupo de amigos, y dirigentes políticos y del ámbito judicial cercanos, como los ministros de la Corte Suprema santafesina María Angélica Gastaldi y Rafael Gutiérrez, y la titular de la cartera de Igualdad, Género y Diversidad de la provincia, Celia Arena.

Enrique Reutemann, hermano del ex piloto de Fórmula 1, al llegar al velatorio (Rosario Nuestro). 

Gutiérrez afirmó que "Lole" brindó "un ejemplo de cómo se debe ejercer la función pública" y resaltó su "honestidad", en tanto Arena contó que con el expiloto de Fórmula 1 la unió "una relación que fue mucho más allá de lo político" y que hablaban "seguido" pese a que sus caminos "se separaron".

Por su parte, su sobrino Federico Reutemann contó que por decisión de la esposa y las hijas del senador la despedida sería "lo más sencilla posible, en un entorno familiar, sin arreglos florales".

Otras de las personas que estuvieron presentes fueron su hermano Enrique Reutemann y su primo, el exdiputado nacional Julio Gutiérrez.

El cortejo fúnebre partirá desde la sala de velatorios hacia el cementerio Lar de Paz, ubicado en el kilómetro 12,5 de la ruta provincial 2, en jurisdicción de la localidad de Monte Vera, donde está prevista la inhumación del cuerpo.

Reutemann falleció luego de permanecer internado desde el pasado 21 de junio en forma ininterrumpida en la sala de cuidados intensivos, patologías preexistentes, provocadas por un tumor en el hígado por el que fue intervenido quirúrgicamente en 2017, agravaron su cuadro.

Tras su muerte, el gobernador santafecino Omar Perotti firmó este miércoles un decreto que establece 48 horas de duelo en esa provincia.