La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) continúa con la supervisión en hipermercados, supermercados y centros de distribución de alimentos y productos de primera necesidad. Es así que más de 160 establecimientos fueron controlados este martes en operativos que tienden a desarticular maniobras especulativas.

Los inspectores de la AFIP efectúan controles de facturación, stock e inventarios y supervisaban el flujo de mercaderías de la cadena logística hasta la disposición de los productos en góndola.

En esos operativos participaban más de 100 inspectores especializados de la DGI y de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social.

Los controles del organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont son articulados con la Secretaría de Comercio del Ministerio de Economía. También participan el Ministerio de Trabajo y ARBA.

Los controles practicados sobre más de 160 locales en el AMBA permitieron determinar que un 24% de los lugares visitados presentaban anomalías en el stock de mercaderías. Se observaron faltantes de distintos productos de consumo masivo como leche, azúcar y bebidas en las góndolas.

El 30% de los productos faltantes fueron reaprovisionados a instancia de los inspectores de la AFIP. ¿Cómo? Se consultaba al personal de las firmas sobre la existencia de stocks en los depósitos y, en los casos que disponían de los productos, se lograba la reposición. 

Ver comentarios