Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Pasó la primera etapa de elecciones. El desdoblamiento hasta la fecha se replicó en 14 provincias, representando 37,6% del padrón nacional. El único batacazo se dio en Santa Fe, donde el peronismo volverá a gobernar tras 12 años de socialismo. Cambiemos festejó en tan solo una oportunidad (Jujuy).

En Tierra del Fuego, el radicalismo K le arrebató la provincia a Rosana Bertone. El resto mantuvo el mismo color político. Llegó el impasse hasta el 11 de agosto, cuando en todo el país se voten las primarias presidenciales. En un recorrido que duró 98 días, más de un tercio del total de electores del país fue a las urnas. Pero el proceso electoral estuvo acompañado por fotos, estrategias, alianzas, rupturas y discursos.

En el camino, Cristina Kirchner declinó su candidatura y ungió a su ex jefe de gabinete Alberto Fernández, que recibió casi al unísono el apoyo de los mandatarios provinciales peronistas. Y como si se tratara de una retroalimentación, el precandidato a presidente felicitó a los ganadores electos mediante su cuenta personal de Twitter.

En la gran mayoría de los comicios provinciales (11 sobre 14) se logró la reelección del candidato o de un dirigente de su brazo político, como en Río Negro, donde Alberto Weretilneck no pudo presenstarse y apoyó a Arabela Carreras, quien se sentará en el Sillón provincial el próximo 10 de diciembre.

El mayor dolor de cabeza para Cambiemos -hasta entonces- llegó el 12 de mayo, cuando Juan Schiaretti fue ratificado como mandatario provincial. Aquella jornada terminó con Mario Negri, apoyado por la Rosada, en segundo lugar pero a más de 35 puntos de diferencia. El entorno de Mauricio Macri no pudo encasillar en sus filas a Ramón Mestre, quien decidió presentarse como candidato a gobernador en representación de la UCR. El radical terminó tercero con 10,9% de los votos.

Desde entonces, el oficialismo nacional realineó a la tropa radical, que amenazaba con romper Cambiemos, y hasta sumó a un peronista como Miguel Pichetto, esperando anular la tendencia vista en las provincias. El primer festejo en Casa Rosada se vivió el 9 de junio, es decir, en la sexta jornada electoral. Aquel domingo las sonrisas vinieron desde el norte, donde Gerardo Morales fue reelecto como gobernador de Jujuy.

Por fuera de los triunfos de los oficialismos provinciales se ubicaron Santa Fe y Tierra del Fuego. En tierras santafesinas el peronista Omar Perotti desplazó al socialismo tras 12 años en el poder. En el sur, Rosana Bertone cayó en manos del radical K, Gustavo Melella. El respiro termina en 54 días, jornada que también se vota gobernador en Santa Cruz. Aquel 11 de agosto, en las PASO, Mauricio Macri espera revertir el largo derrotero que lo acompaña.

Lo que viene, lo que viene 
Con el fin de semana que pasó, se cerró la serie de elecciones consecutivas en las provincias. 14 distritos ya definieron al próximo gobernador, perfilando el año electoral y dejando un tendal de posibles lecturas sobre su impacto en el escenario nacional. Esta semana, en tanto, se dará una de las definiciones que más polvareda levanta al interior de las alianzas electorales: el sábado vence el plazo para inscribir en la Justicia Electoral las listas de candidatos a diputados y senadores nacionales, y en muchos casos también provinciales y concejales municipales.

Entre otras resoluciones, se develará el rol que tendrá Sergio Massa en el espacio kirchnerista del Frente de Todos, el aspirante a la gobernación bonaerense de Consenso Federal, los apellidos que encabecen las boletas de diputados y senadores nacionales por la provincia de Buenos Aires y el futuro político de numerosos dirigentes del ofi cialismo, rebautizado Juntos por el Cambio.

Nombres propios como Mario Negri y Emilio Monzó por Cambiemos, Graciela Camaño o Máximo Kirchner tendrán un casillero asignado en las listas, aunque resta aún conocer cuál será. Apenas un par de semanas después, el 12 de julio, comenzará formalmente la campaña electoral rumbo a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, cuando se votará por primera vez las fórmulas presidenciales así como en provincia y ciudad de Buenos Aires.

Las generales, que establecerán a los gobernadores que restan, serán el 27 de octubre. A diferencia del ámbito porteño, en la provincia de Buenos Aires no hay balotaje, un dato a tener en cuenta dada la paridad que se anticipa en el distrito. En caso de darse, habrá balotaje presidencial -como en 2015- el 24 de noviembre. Los motores ya están encendidos. 

Ver más productos

San Roberto Belarmino, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Roberto de Belarmino

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos