Por Roberto Di Sandro
Dercano de la Casa Rosada

El encuentro se llenó de expectativas desde muy temprano cuando los gobernadores provinciales llegaron a la Casa Rosada. En síntesis, antes de entrar en detalle, el jefe de gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del Interior, Rogelio Frigerio, junto con los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gerardo Morales (Jujuy) y Hugo Passalacqua (Misiones), anunciaron en una amplia conferencia de prensa que serán mantenidos "los derechos del trabajador, con los mejoramientos que se puedan aplicar"; que en el curso del próximo año serán eliminadas las jubilaciones de privilegio "en todas sus dimensiones" y que la provincia de Buenos Aires "llegó a un acuerdo para recibir los 65.000 millones de pesos en lo que hace al Fondo del Conurbano".

Pero además se escuchó una frase previa del Presidente de la Nación, ya culminada la reunión, en el sentido de que "la gente no puede esperar más", lo que motivó la rapidez en la firma del pacto fiscal, al cual se le incorporaron algunas propuestas de carácter directo en lo que hace al régimen laboral.

"Estamos conformes", dijeron prácticamente todos los presentes cuando desfilaron ante los periodistas. No obstante, el ministro Frigerio -a quien se sindicó como uno "de los funcionarios que buscó siempre coincidencias"- consideró que "existen algunos detalles a los cuales todavía falta pulir y lo haremos en el curso de los próximos encuentros".

Cabe destacar la contundente apreciación de la gobernadora Bertone, quien hace días llegó "indignada" a la Casa Rosada por medidas que había anunciado el ministro de Hacienda, Dujovne, en perjuicio de la economía de Tierra del Fuego. En plena conferencia de prensa tomó el micrófono y antes de contestar preguntas levantó el tono de voz para decir: "Ahora sí volví a ser amiga del ministro Dujovne y estoy muy conforme con el acuerdo firmado".

Dos datas salientes

No bien llegó a la Rosada, el Presidente habló con el jefe de gabinete, Peña, y allí resolvió que "hoy mismo debemos firmar el acuerdo con los gobernadores". A las 12, aproximadamente, se sentó en el Salón Eva Perón del primer piso y allí, en medio de gran expectativa, comenzó el encuentro.

"Basta de privilegios", declaró en un momento de la reunión el Presidente, y allí se establecieron detalles "contundentes" en torno a la mirada que el gobierno expondrá ante el Congreso sobre los privilegios jubilatorios.

Entran en el formato que se envía al Congreso "un conjunto de propuestas que terminarán con ese privilegio el año que viene" se acotó en las fuentes consultadas. Pero surgieron dos datas como para resaltar: la primera en torno a si "se ha cedido en algo". La respuesta, que después se hizo pública en la conferencia de prensa, fue "no es una cuestión de toma y daca, sino de saber analizar y coincidir en consecuencia". La otra tenía que ver con la "rapidez" que se busca en determinados temas que son tabú: la jubilación de privilegio. Se acaba. El año que viene va al Parlamento, que debe eliminarlas, ya en los diputados así como en la Justicia y otros sectores.

Preguntas y respuestas

Después, en el Salón de los Pueblos Originarios, ubicado en la planta baja de la Casa de Gobierno, se realizó la conferencia de prensa. Previo al contacto se vio la figura de Macri hablando ante los gobernadores donde allí, sí, impactó con un "hay mucha gente que no puede esperar" y rescató dos o tres iniciativas de primer nivel que deben enviarse al Congreso "para su aprobación".

Hubo algunos puntos que derivaron en criterios dispares "pero se pusieron de acuerdo por lo menos en lo básico", se acotó a los periodistas. Tras terminar el mensaje presidencial a través de las pantallas de televisión, los gobernadores comenzaron a descender en el ascensor presidencial y por la escalera. En el Patio de las Palmeras había prohibiciones para la circulación de los periodistas, por lo que el director de Prensa, Carlos Galligani, concurrió más tarde a la Sala de Periodistas para aclarar que "sólo hoy se dispusieron estas restricciones para evitar molestar a los gobernadores que luego acudirían a la reunión de prensa", acotó. Casi simultáneamente, nuestro habitual colaborador permanente Bernardo Gonçalves Borrega se acercó hasta el salón de la reunión periodística para agregar una noticia más a la agenda presidencial: "Mañana el presidente Macri hablará en un acto que se realizará en Tecnópolis". De inmediato comenzó el diálogo con los funcionarios presentes.

"Somos amigos"

En un momento dado de la conferencia de prensa se observó una gran sonrisa entre Bertone y Dujovne. Estaban sentados una al lado del otro. Habían tenido un enfrentamiento verbal que después de algunos días se superó y, al contrario, mostró una solución al problema de Tierra del Fuego. Tanto fue así, que en un instante la dama tomó el micrófono y antes de contestar las preguntas de la prensa se anticipó a aclarar que "ahora somos amigos... todo quedó solucionado" y al unísono levantó la mano de su ex contrincante y sellaron con un fuerte apretón de manos, bien público, el entredicho de otras horas. Después, la gobernadora se mostró contenta "y conforme" por el acuerdo logrado.

En uno de los requerimientos en el diálogo periodístico, Crónica preguntó sobre un tema bastante complejo que surge de algunos trascendidos y también de versiones constantes: "Quitarles las conquistas a los trabajadores", que estaría dentro del formato propuesto por el gobierno al Congreso.

La pregunta fue dirigida al jefe de gabinete, quien tras resaltar una serie de iniciativas que se aprobaron junto a la CGT, respondió así: "Nadie les va a quitar las conquistas logradas y serán respetados los derechos del trabajador", incluyendo ciertas mejoras y algunas modificaciones "que tienen mucho que ver con el presente y el futuro, pero siempre con el aporte de los sectores laborales". Además el funcionario insistió en señalar que "los hombres de la CGT, como todos los que hoy firmamos este acuerdo, estuvieron claros y precisos en actuar de buena fe, y de ninguna manera hablar de leer la letra chica", con lo cual "todos sabemos que estamos actuando con claridad absoluta y sin tener dudas de unos y otros".

Fuente: