Roberto Ríos, el único dirigente prófugo de la UOCRA de Bahía Blanca implicado en la causa por la cual se encuentran detenidos el ex secretario general del gremio Humberto Monteros y otros 12 miembros del sindicato por presunta asociación ilícita y extorsión, grabó un video en el que afirmó que la acusación en su contra "es falaz".

"Acabo de enterarme que soy el hombre más buscado de la Argentina por estar involucrado en una megacausa, de la cual se desprende que la acusación contra mí es totalmente falaz", dijo Ríos en un video grabado en la clandestinidad, que hoy fue publicado hoy por medios locales.

El hombre de 42 años se encuentra prófugo desde hace una semana en el marco de la causa que lleva adelante el fiscal de Delitos Complejos, Gustavo Zorzano.

Ríos expresó en el video que la acusación en su contra “está basada en la declaración de Francisco ’el Chucky González’ y de los que fueron de la lista roja y negra de los cuales se pasaron al otro gremio que dice llamarse el Sitraic”.

En el expediente figuran declaraciones llevadas a cabo por dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (Siatraic) en contra de González y el resto de los dirigentes de la UOCRA por presuntos aprietes en el marco de una interna en la conducción del gremio.

"Esa banda es la que me denuncia a mí y no tienen más que eso", agregó el dirigente prófugo en referencia al Sitraic.

En el video, Ríos también dijo que el fiscal Zorzano "lo único" que le "garantiza" es "una celda en la Unidad 4”.

"Yo quiero que se me garanticen mis derechos y no pasar con el ridículo de tener una pelela en la cabeza, un chaleco antibalas e ir directamente al penal sin tener la oportunidad a réplica", dijo el gremialista.

El pasado 11 de enero, durante un mega procedimiento que incluyó varios allanamientos, Monteros y su ex adjunto, José Burgos, quedaron detenidos bajo la acusación de encabezar una asociación ilícita que extorsionaba a empresarios de la construcción.

Al momento de ser apresado, Monteros, ex secretario general del gremio, tenía en su poder más de 5 millones de pesos, 100 mil dólares, armas y drogas.

En el marco de la causa también fueron detenidos Pablo David Gutiérrez, Mario González, Raúl Erbin, Sergio Vázquez, Walter Paiz, Nelson Damián Cabrera, Carlos Carrillo, David Muñoz, Aníbal Aranda y Guillermo Molina y Sebastián Canales.

Canales, quien había sido apresado en un paso fronterizo de Neuquén el pasado fin de semana, se negó a declarar en la víspera ante el fiscal Zorzano y, tras ello, fue trasladado a la Unidad Penal de Villa Floresta de Bahía Blanca, lugar en el que se encuentra alojado junto a los otro doce ex dirigentes del gremio.

Esto fue lo que dijo