E l aumento de la represión a las protestas sociales y los ataques a opositores o periodistas críticos en las redes sociales son el epicentro del duro informe de Aminstía Internacional Argentina para el gobierno nacional en relación a su política de Derechos Humanos (DD.HH.).

En el capítulo local del informe sobre "La situación de los derechos humanos en el mundo 2017/2018", los casos de Santiago Maldonado (quien murió durante la represión a una protesta de mapuches en Cushamen, Chubut) y Rafael Nahuel (asesinado por la espalda en otro reclamo de pueblos originarios) son tomados como ejemplo de la preocupación: "Manifestaciones a lo largo del año registraron picos de violencia inusitada. En la marcha de diciembre contra la reforma previsional hubo más de 120 detenidos, cientos de heridos y al menos cinco personas aún permanecen detenidas arbitrariamente", recordó el informe, que también detalló las prácticas abusivas a las que la policía sometió a mujeres detenidas en la marcha del 8 de marzo, arrestadas arbitrariamente y obligadas a desvestirse por completo.

En las redes

Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, agregó como una amenaza creciente a la práctica de los derechos humanos el hostigamiento en redes sociales realizado por trolls. De acuerdo con el informe anual, la libertad de expresión va a ser un tema de agenda decisivo para los derechos humanos durante este año, debido a que "hay una predisposición de líderes en diferentes partes del mundo, entre ellas Argentina, a propagar noticias falsas con el fin de manipular a la opinión pública".

Uno de los periodistas que publicaron una información sensible para el oficialismo, por ejemplo, fue hostigado durante días con mensajes no sólo críticos de su trabajo, sino que se enviaban con copia a los distintos empresarios y directivos de medios para pedirle que lo despidan o no lo contraten. En el documento de casi 500 páginas, publicado simultáneamente en todo el mundo, los reclamos del colectivo Ni una Menos están presentes a través de datos sobre la violencia de género, el abuso policial a mujeres y la falta de acceso al aborto legal.