Los estudios sobre el Coronavirus revelan que personas que nunca han tenido problemas cardíacos están desarrollando estas afecciones después de transcurrir la enfermedad, esto se debería a que este virus aumentaría más del 70% las chances de contraer una enfermedad del corazón. 

A pesar de la alta tasa de vacunación, la variante Ómicron, aumentó considerablemente los casos, por eso es considerada la variable más rápida de propagaciónEl número de hospitalizados y muertes no se movieron mucho,  la mayoría de personas infectadas no ha requerido atención médica y sus síntomas han sido muy leves

Sin embargo, se piensa que después de tener Covid-19 se podrían desarrollar otros tipos de enfermedades como consecuencia de haber tenido el virus en el cuerpo. Lo que más preocupa es la relación que existe entre la infección y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

 

La revista de salud,  Nature Medicine, publicó un estudio realizado por Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, allí se da a conocer que se siguió los casos de 150 mil personas que pasaron el Covid-19. Un alto número de ellas se había recuperado si dificultad, pero un porcentaje de ellas presentó después algún tipo de enfermedad cardiovascular. 

La investigación concluyó que las personas que habían pasado por la infección, independientemente de la gravedad, tenían un 52% más de probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares y un 72% más de riesgo de padecer insuficiencia cardíaca

El incremento del riesgo de afecciones del corazón, se da en igual promoción para todo el mundo. Sin importar sexo, edad o el grado de síntomas que tuvo el enfermo.  Esta situación de predisposición ha contribuido a 15 millones de nuevos casos de enfermedades cardíacas

Aunque la enfermedad sea leve, el COVID afecta al tejido cardiovascular 

 Además, se podría producir inflamación del corazón, coágulos de sangre, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o incluso la muerte

"Lo más notable es que las personas que nunca han tenido problemas cardíacos y que se consideraban de bajo riesgo también están desarrollando problemas cardíacos después de la COVID-19" detallo Al-Aly, coordinador del Centro de Epidemiología Clínica y del Servicio de Investigación y Desarrollo del Sistema de Atención Médica de VA St. Louis.

La investigación también alerta que las personas que ya eran propensos a sufrir una afección cardíaca antes de infectarse con el SARS-CoV-2, podría aumentar el riesgo considerablemente. Con lo cual es sumamente importante que todas las personas estén atentas a esto. 

 

"Los gobiernos y los sistemas de salud de todo el mundo deben estar preparados para hacer frente a la probable contribución significativa de la pandemia de COVID-19 al aumento de la carga de las enfermedades cardiovasculares" concluyó el comunicado el doctor y coordinador Al-Aly. 

Luego de la publicación del estudio, se prendieron las alarmas en el mundo. Los médicos están pidiendo a sus pacientes que no dejen de hacerse los chequeos generales pero sobre todo los relacionados con el corazón. A pesar de que estas enfermedades pueden ser graves, se las puede prevenir

Ver comentarios