El desarrollo fetal se desarrolla a lo largo de nueve meses, tiempo que ha demostrado ser determinante en la futura salud del recién nacido, cuya formación se verá afectada por las circumstancias que lo acompañen en su período intrauterino. En este contexto, el ejercicio demostró ser un factor clave para asegurar la calidad del crecimiento fetal.

El estudio del emabrazo pasó por diferentes etapas en lo que respecta a su opinión del ejercico, desde las primeras guías sobre actividad física y embarazo en 1985 prohibiendo cualquier tipo de esfuerzo físico, hasta la actualidad, donde se llegó a recomendar que las personas embarazadas corran maratones enteras.

Buscando profundizar en la ciencia del embarazo, un estudio presentado a la Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea logró establecer una relación entre un embarazo activo y la función pulmonar de los bebés. El estudio siguió 814 embarazos, catalogando la actividad física de las personas gestantes y midiendo la capacidad pulmonar de los recién nacidos.

¿Qué encontraro? De los bebés de madres inactivas, el 8,6% estaban en el grupo con la función pulmonar más baja, mientras que el 4,2% de los bebés de madres activas estaban en este grupo. Conclusión: la función pulmonar promedio fue ligeramente superior entre los bebés de madres activas frente a los inactivos.

El estudio encontró relación entre la función pulmonar de los recién nacidos y los embarazos activos.

La doctora Hrefna Katrin Gudmundsdottir, pediatra y autora del estudio, reconoció que los resultados eran preliminares, pero afirmó que la tendencia es real y se deberá continuar estudiando: "Si ser físicamente activa durante el embarazo pudiera reducir el riesgo de deterioro de la función pulmonar infantil, sería una forma sencilla y de bajo coste de mejorar la salud respiratoria de la descendencia", explicó en diálogo con Europa Press.

¿Qué beneficios trae hacer ejercicio en el embarazo?

Además de potencialmente asistir al desarrollo pulmonar, la doctora y especialista en ejercicio físico durante el embarazo María Perales Santaella nombra entre los beneficios "la prevención de la ganancia excesiva de peso materna (frecuente en más del 50% de las gestantes de todo el mundo), que conlleva un excesivo peso del recién nacido (mayor 4kg), siendo un factor clave en la transmisión intergeneracional de la obesidad y el sobrepeso".

Mientras no se cuente con contraindicaciones absolutas, es recomendable y saludable hacer ejercico durante el embarazo.

Mantener la actividad física también puede ayudar a "reducir el riesgo de desarrollar hipertensión/diabetes gestacional, preeclampsia, depresión, parto por cesárea, dolor lumbar, dolor pélvico e incontinencia urinaria". Por último, la especialista aclara que el ejercicio durante el embarazo "no supone un riesgo de parto pretérmino, bajo peso al nacer ni estrés fetal", que son algunos de los temores más generalizados.

Mientras no se tengan contraindicaciones absolutas médicas u obstétricas en lo que refiere al ejercicio, es muy recomendable mantener un embarazo activo, para la salud de ambas partes. Recordar antes de iniciar un régimen, recibir un consentimiento médico para proseguir con seguridad.

Cómo hacer ejercicio durante el embarazo

El yoga es una de las disciplinas más recomendadas durante la gestación, por su efecto tranquilizante y prevención de dolores y calambres.

A la hora de crear un régimen de ejercicio para el embarazo, los expertos recomiendan una sana combinación de trabajo aeróbico y de fuerza en cada sesión, que debe ser de 45 a 65 minutos, entre 3 y 4 días a la semana. Disciplinas como pilates o yoga son las recomendaciones más comunes para personas embarazadas, no por ser más beneficiosos físicamente sino por brindar relajación mental y reducción del dolor.

Caminar es un gran ejercicio para principiantes. Proporciona un acondicionamiento aeróbico moderado con mínima tensión sobre las articulaciones. Otras buenas opciones incluyen natación, ejercicios aeróbicos de bajo impacto y bicicleta fija. El entrenamiento de fuerza también está bien, siempre y cuando se realice con un peso relativamente bajo.

La intensidad del ejercicio debe ser moderada, y dependerá del perfil físico de cada persona. La regla general es evitar ejercicios extenuantes que fuercen la frecuencia cardíaca, ya puede aumentar el riesgo de hipertermia, deshidratación o reducción del flujo uterino con el consecuente riesgo de comprometer la salud fetal.

Luego de la primera visita perinatal, entre las semanas 9 y 12, ya puede iniciar la actividad física; se recomienda detener los esfuerzos excesivos hacia las últimas semanas del embarazo. No es esperable que la intensidad del ejercicio se mantenga durante el embarazo, conviene estar atentos y controlar el esfuerzo sesión a sesión.

Ejercicios peligrosos a evitar durante el embarazo

No toda la actividad física es recomendable para las personas embarazadas.

Mientras que el ejercicio es muy recomendable para las personas embarazadas, no todas las rutinas son aptas para realizar durante la gestación. Ciertas disciplinas y movimientos pueden dañar al bebé y traer problemas a largo plazo. Ante la duda siempre consultar con un proveedor de atención médica, y tener en consideración lo siguiente:

No son recomendables las actividadaes físicas que tengan un riesgo de caída, lesiones o golpes en la zona del abdomen. Por ejemplo el esquí, el kárate, el polo, artes marciales, el patinaje en todas sus variantes, el buceo, el boxeo y similares.

Hay que considerar también aquellos ejercicios que pueden dañar el suelo pélvico como los deportes de impacto, como puede ser el running. El embarazo ya genera un debilitamiento en el suelo pélvico, que se debe tratar durante todo el embarazo y el post parto, acompañado de un profesional de la fisioterapia.

También hay que tener mucho cuidado con la práctica de los abdominales tradicionales y todo tipo de incorporaciones. Si no se tiene cuidado, puede provocarse mayor división de los rectos abdominales.

Descubrí todo sobre el embarazo y la maternidad con estos libros de Editorial Planeta: 

Masajes de Shantala. Técnicas mágicas para conectar con tu bebé de Naty Franz

Más crianza, menos terapia de Luciano Lutereau

Los primeros mil días de tu hijo de Luisina Troncosos  

Conseguilos en Cronishop, la tienda oficial de Crónica www.cronishop.com.ar

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos