Para Osvaldo Ardiles ser jugador en pleno 1982 en el fútbol inglés lo pondría frente a una situación muy compleja, frente al desarrollo de la guerra de Malvinas y su amor por el Tottenham de Londres, club que lo había adoptado como ídolo absoluto.

Campeón del mundo con Argentina en 1978, el volante nacido en Córdoba consiguió, tras jugar varias temporadas de buen nivel en Huracán, ser transferido al Tottenham Hotspur en ese mismo año junto al también argentino Ricardo Villa, que en su caso militaba en Racing de Avellaneda.

Ardiles y Villa se transformaron durante las siguientes temporadas en piezas fundamentales dentro del equipo londinense, en una época en la cual en Inglaterra los equipos no acostumbraban a traer futbolistas extranjeros y los planteles estabas constituidos, en su mayor parte, por jugadores locales.

Ardiles y Villa con la camiseta de los "Spurs".

Tras consagrarse campeón en la FA Cup de 1981 con el Tottenham, Ardiles alcanzaría dentro de los "Spurs" la categoría de ídolo, por lo que se volvió una bandera para la hinchada de su equipo, a tal punto que le dedicaron que le realizaron una canción llamada "Ossie´s dream" ("el sueño de Ossie", apodo con el que lo adoptaron en el club), que celebra la consagración en ese torneo.

Sin embargo, tras ese gran período en el club, comenzaría en 1982 una época difícil para el exfutbolista cordobés en Inglaterra, a partir del hostigamiento que iba a sufrir por parte de otras hinchadas y su nacionalidad argentina, cuando los británicos iniciaban una guerra con su país.

Un 3 de abril de 1982, apenas un día después de iniciar la guerra de Malvinas, Ardiles viviría un momento difícil dentro de un campo de juego que le haría notar que lo que se estaba viviendo por el conflicto bélico alcanzaba lo deportivo.

Osvaldo Ardiles, junto a Claudio Marangoni, Alejandro Sabella y Ricardo Villa, los argentinos que militaban en clubes ingleses. 

En esa fecha Tottenham tuvo que disputar las semifinales de la FA Cup, torneo del cual era el campeón vigente, contexto en el que la hinchada del Leicester, equipo rival de los "Spurs", llevó a cabo una lluvia de silbidos cada vez que "Ossie" tocaba la pelota.

"Nunca había recibido chiflidos. Eso fue un shock", recordó Ardiles, en un testimonio que brindó al documental de ESPN  "White, Blue and White".

Durante ese encuentro, los hinchas del Tottenham tomaron partido por su ídolo y respondieron a los silbidos de la gente del Leicester con aplausos para Ardiles. Pero eso no fue todo, ya que la devoción por su ídolo fue tal que toda la hinchada comenzó a vitorear en pleno partido "argentino, argentino".  

Además de defenderlo mientras se jugaba el partido, también se pudo observar ese día una bandera colgada por la hinchada del conjunto de Londres que decía: "Argentina can keep the Falklands, we’ll keep Ossie” ("Argentina puede quedarse con las Malvinas, nosotros nos quedaremos con Ossie").

La bandera del Tottehnam que expresaba como su hinchada elegía a Ardiles antes que ganar la guerra de Malvinas.

Tras disputar ese partido, Ardiles partió rumbo a España para sumarse a las filas del seleccionado argentino y jugar el mundial, en donde ya comenzó a pasar por la cabeza del por entonces futbolista de abandonar Inglaterra.

Una dura decisión

Ardiles vivía una situación cada vez más difícil por la guerra, por la cual en esos primeros días de abril también se vio afectado de manera directa por la muerte de su primo José Leonidas Ardiles, quien falleció durante la guerra luego de ser derribado mientras abordaba un avión Mirage Dagger.

José Ardiles, soldado fallecido en Malvinas.

“Hace un mes todo estaba bien, y ahora los dos países que más amo están al borde de una guerra. Me alegra creer que Villa y yo hayamos acercado a las dos naciones por primera vez. Por eso estoy muy desilusionado con este repentino revés", explicó Ardiles a la prensa argentina en la previa al mundial de España y resaltó: "No puedo jugar en un país que está en guerra con el mío".

En medio de toda esta situación, Ardiles sufriría también el embate de los medios británicos, que afirmaban que él había sido reclutado por Argentina para el conflicto e iba a matar ingleses, con una tapa que aseguraba que "Ossie va a la guerra".

La "fake news" que aseguraba que Osvaldo Ardiles iría a la guerra a "matar ingleses". 

"Salió en primera plana que yo iba a pelear contra los ingleses, que iba a matar ingleses. Partían del hecho que yo había hecho el servicio militar acá y que claramente era un reservista, por lo cual teóricamente yo podía ser llamado a combatir. A través de eso hicieron toda esa historia de que yo iba a matar ingleses", sostuvo Ardiles en el documental de ESPN.

Toda esa situación hizo que el cordobés eligiera después de la guerra de Malvinas partir rumbo al PSG de Francia, en busqueda de nuevos aires y para poder dejar atrás toda esa realidad difícil.

El tiempo transcurrió y, finalmente, en 1983 Ardiles volvió a Tottenham, en donde pudo volver a consagrarse campeón y recuperar su mejor nivel, tras dejar atrás un período de su vida de gran complejidad.

 

Por M.C.

Ver comentarios