El pasado miércoles, el cantante L-Gante contó a través de sus redes sociales que fue retenido en el aeropuerto de Santiago de Chile, en el marco de su visita al país trasandino, como parte de su gira musical.

A través de su cuenta de Instagram, el artista expresó que las autoridades policiales que lo demoraron lo llamaron "el ´Marcianeke´ de Argentina", apodo con el que se conoce a Matías Muñoz, un cantante de trap chileno.

El abogado del cantante argentino, Alejandro Cipolla, afirmó que la situación fue más grave de lo que conoció en un principio, ya que la Policía de Chile habría tenido actos de maltrato y discriminación contra L-Gante y su equipo.

"El tenía sueño y se acostó mientras esperaba. Vino un agente de la PDI, le pateó la silla para despertarlo y lo empezó a basurear, diciéndole a los gritos que se levante", informó Cipolla, en diálogo con TN.

Sin embargo, la situación no terminó ahí para el cantante y sus acompañantes, quienes denunciaron que la Policía de Chile dijo sobre ellos: "A estos flaites (villeros) no hay que dejarlos pasar".

"Mientras esperaban, se decían entre ellos que tenían que hacer esperar a esos a ‘flaites’, que son como villeros, que no los tenían que dejar pasar así no más", confirmó la versión el letrado.

Luego de estar una hora retenido, el cantante pudo llegar al hotel en el que tenía previsto alojarse durante la visita al país vecino, que forma parte de su gira por Latinoamérica. 

Ver comentarios