La semana pasada se armó un interesante revuelo en el Barrio Chino, cuando la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) realizó una serie de inspecciones en distintos comercios de la zona, para controlar el estado de la mercadería.

En uno de estos lugares, precisamente en Casa China, los oficiales requisaron pescado al acusar que este se encontraba en mal estado. Nada contenta con esto, Susy, dueña del local, habló con los medios de comunicación y se mostró muy enojada con la situación.

El local Casa China está ubicado en el Barrio Chino y fue uno de los tantos allanados.

“La policía no sabe nada de pescado”, comenzó su descargo y luego explicó que “en general, cuando ves el pescado, le miras los ojos y tocas la carne a ver si está firme. La policía dice que encontraron la mitad que ‘está roja’ y la mitad que ‘está negra’ pero ese color es natural. El pescado cuando tiene sangre toma frío y cambia el color, entonces se pone así”.

Además, dejó en claro que para ellos es muy importante mantener su imagen, ya que hace 20 años que están abiertos y sus clientes se acercan de muchos lugares para adquirir sus productos. Todos saben que en el Barrio Chino está el mejor pescado, si no lo compran acá, ¿dónde van a encontrar mejor?”, afirmó. “Hasta los hoteles 5 estrellas compran acá”, remarcó.

Susy, dueña del local.

Luego de que se retiraran los inspectores, tanto ella como sus empleados comenzaron a aplaudirlos irónicamente. Casualmente, uno de sus clientes más longevos se encontraba en el lugar y opinó que el allanamiento fue un “circo”.

No contentos con esto, desde las redes sociales de Casa China reforzaron las palabras de Susy y también acusaron discriminación. “La situación de hoy nos indigna. Llegaron oficiales a inspeccionar los pescados que, según ellos, estaban podridos. Tuvimos que explicarles que si las agallas del pescado están rojas es porque está fresco. Le pedimos al gobierno que minimamente envíe inspectores competentes”, comenzaron.

“Nos pedían más hielo sobre los pescados pero no entienden que si hay exceso de hielo la carne se congela y después al descongelar puede ser peligrosa para el consumo. ¿Cómo puede ser que tengamos que estar explicándole a los mismos inspectores el cuidado de los frutos de mar? Estamos hace 25 años en el rubro y estamos cansados de que se nos discrimine por ser asiáticos”, manifestaron.

A su vez, añadieron que los mejores restaurantes y hoteles de Buenos Aires les compran diariamente a ellos y que la calidad de sus productos es “excelente”. En adición, mostraron su indignación por las imágenes en las que se veía a las autoridades tirar a la basura decenas de kilos de sus productos, por ejemplo almejas.

Uno de los descargos que realizaron en su cuenta de Instagram.

“Estoy sola, partida en cuatro partes, encima hoy que en la Argentina tantas personas se están muriendo de hambre y acá en el barrio chino ayudamos. En pandemia nosotros también estuvimos muy mal”, indicó Susy al respecto.

Para finalizar, agradecieron la confianza, los mensajes y el apoyo de sus clientes. ”Gracias por compartir, escucharnos y ayudarnos a que nos escuchen”, redactaron en su cuenta de Instagram. 

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos