Un terrible suceso ocurrió en Mar del Plata. Un grupo de estudiantes fabricó un peligroso explosivo casero y cuando lo detonaron dentro del colegio bonaerense una joven sufrió severas lesiones. Según las autoridades, la bomba casera formaba parte de un desafío de TikTok, el cual trataron de practicar en las instalaciones. Por el momento no dieron con los responsables de la detonación.

El hecho sucedió el pasado viernes 8 julio en la escuela Don Bosco, en Mar del Plata. Una joven de 15 años, identificada como Azul Zabaleta, estaba caminando por una de las galerías de la escuela cuando de pronto una bomba casera, colocada en un sesto de basura, estalló muy cerca de ella

Tras la fuerte explosión, la alumna quedó inconsciente en el suelo. "Fue tan fuerte la explosión que se desplomó en el momento, perdió el equilibrio por el oído", relató Matías Zabaleta, padre de la víctima en una nota televisiva.

La joven pasó cerca de un tacho de basura justo cuando explotó un artefacto casero que se hizo siguiendo un reto viral de TikTok.

La vida de Azul cambió para siempre aquel día por esta acción cometida por otros alumnos del colegio de la ciudad balnearia. "Azul estuvo 3 días internada en una clínica. Lo que tiene es una hipoacusia neurosensorial bilateral severa, perdió casi toda la audición. Tiene un 96,4% de incapacidad. Hoy por hoy, lo único que le resolvería el problema son unos implantes cocleares", lamentó.

El hombre reconoció que su hija está viviendo un calvario al enterarse que nunca más podrá hacer actividades que realizaba cotidianamente como rugby o karate. "Este mes y pico de sus tratamientos fue un calvario para ella, el hecho de tener que someterse a los diferentes procedimientos. Sufrió un montón, se perdió muchas cosas. Está muy mal", detalló.

Según el padre de la joven, el explosivo casero fue descubierto en TikTok, en donde circulan vídeos en donde enseñan cómo fabricar ese artefacto casero con una botella de gaseosa, a la que colocan una sustancia hasta que finalmente explota.

 

Zabaleta criticó el trabajo hecho por la institución para poder hallar a los responsables del artefacto explosivo y les pidió que investiguen quiénes elaboraron y lo detonaron. "Las autoridades me dicen que no saben nada, que si ha sido una sola persona o, si fueron varios, que han hecho un pacto de silencio; incluso puede ser que las mismas familias los estén cubriendo. Vi tantas irregularidades que me permito desconfiar que no lo sepan", indicó.

Por su parte, Mario Casetta, director del del Colegio Don Bosco. afirmó que por el momento no pudieron identificar a las responsables. "Continuamos hablando con los alumnos y alumnas y con los docentes para saber quién o quiénes son los responsables de este episodio que causó el daño a la alumna. Todavía no sabemos quiénes fueron, nadie habla", sentenció.

Ver comentarios