Este mes fue uno de los más esperados para aquellos fanáticos de la astronomía, puesto que en agosto ocurre la famosa lluvia de meteoritos Perseidas.

Se le llama así a los restos de los escombros del cometa Swift-Tuttle, una pesada especie de "bola de nieve", la cual orbita nuestro sol cada 133 años.

Respecto al evento astronómico de este mes, especialistas informaron que quizás no se pueda llegar a ver entre 50 y 100 estrellas fugaces por hora, como sí se ve todos los años. Además, desde la NASA anunciaron que el suceso alcanzará su punto máximo de actividad en la noche del 12 al 13 de agosto.

Este espectáculo del cielo se da todos los años, y suele ocurrir entre julio y agosto, ya que son los meses en donde las partículas de la cola del cometa Swift-Tuttle, cruzan la órbita terrestre.

Uno de los eventos más esperados por los fanáticos astronómicos.
Uno de los eventos más esperados por los fanáticos astronómicos.

No será la misma lluvia de meteoritos que todos los años

Sin embargo, este año habrá un problema que no estuvo anteriormente, y es que habrá Luna Llena. Respecto a este tema, el astrónomo de la NASA, Bill Cooke, dijo lo siguiente: “Lamentablemente, el pico de las Perseidas de este año tendrá las peores circunstancias posibles para los observadores”.

Asimismo, el director de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama, Estados Unidos, agregó: “La mayoría de nosotros en América del Norte normalmente veríamos 50 o 60 meteoros por hora, pero este año, durante el pico normal, la Luna llena reducirá eso a 10-20 por hora, en el mejor de los casos”.

 

Frente a este panorama, lo más probable es que este año no se dé el mejor espectáculo astronómico, debido a que la Luna es mucho más brillante que los meteoritos, y eso hará que no se pueda ver con claridad el resto.

Las Perseidas más brillantes probablemente puedan verse en su totalidad, puesto que atraviesan nuestra atmósfera y se queman en lo alto. Estas comenzarán a menguar el 21 y 22 de agosto, y cesarán por completo el 1.º de septiembre, cuando la Luna llena se haya desvanecido.

A pesar de que no será el mejor año para ver las famosas Perseidas, lo cierto es que siempre valdrá la pena observar el famoso evento astronómico. Además, algunos de los meteoritos más brillantes se podrán ver, aunque no serán multitud como todos los años.

Ver comentarios