Un particular hecho ocurrió este fin de semana. Un joven provocó graves destrozos en un bar de la ciudad neuquina de Zapala, al impactar con su auto el frente de lugar. El conductor y su acompañante resultaron ilesos. Además, el muchacho al ver a los efectivos policiales les pidió unas selfies para retratar el momento.

El hecho sucedió este domingo cerca de las 10 de la mañana. Un joven de 19 años manejaba a alta velocidad y alcoholizado cuando perdió el control de su auto. El vehículo del muchacho impactó contra el frente de una cervecería ubicada en avenida Roca, en pleno centro de la ciudad. 

Los dos ocupantes del coche no resultaron heridos y también hubo víctimas dentro del local dado que el mismo se encontraba cerrado al momento de siniestro vial. El conductor y su acompañantes no pudieron a volver a poner en marcha el vehículo y salieron por su propios medios del auto. 

Unos vecinos de la zona fueron testigos del accidente e inmediatamente dieron aviso a la policía, que arribó a los pocos minutos al lugar del siniestro. Al llegar al lugar, encontraron a los dos jóvenes en estado de ebriedad junto al vehículo.

Según los testigos, el conductor estaba completamente borracho y no tomaba dimensión del grave accidente que tuvo. De hecho, se tomó la situación en tono de broma e intentó en varios oportunidades acercarse a los policías pidiéndole sacarse una selfie para recordar el suceso.

La policía le secuestró el vehículo al joven y realizaron las contravenciones pertinentes, pero al no haber ningún herido decidieron no demorar al joven, quien terminó retirándose a pie del lugar y haciendo bromas con su acompañante, de quien no se precisó cuál era su edad.

El conductor que protagonizó el accidente se tomó el hecho con humor e hizo distintas bromas (Imagen LM Neuquén).

Por su parte, el accidente ocasionó graves daños a la fachada del comercio, construido íntegramente en madera. Unos minutos después del accidente, la dueña del negocio se hizo presente y aseveró que la cervecería tuvo importantes daños. 

En tanto, la mujer no dudo en asegurar que, a pesar de los daños del local, estaba agradecida de que el siniestro haya ocurrido justo en un horario en que el negocio permanece cerrado, sin atención al cliente, sino hubiesen resultado heridas varias personas, según informó LMNequén.

Ver comentarios