Se hizo esperar, pero finalmente sucedió lo que todos tanto ansiábamos: Coco se reencontró con su familia. Luego de una larga cuarentena, Franco Gavidia, junto a su esposa y su hija, pudieron llevarse a su perrito del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. El can estuvo encerrado en cuarentena a causa de que le faltaba una vacuna, razón por la cual las autoridades del aeropuerto no le permitieron al dueño poder llevárselo a su casa, hasta hoy.

Aproximadamente a las 10.30 de la mañana de este jueves, la pesadilla terminó para la familia de Coco. Las imágenes, que pudieron verse del emotivo encuentro entre el perrito y su dueño, conmovió rápidamente a todos.

"Quedó muy contento con la gente, con todo el apoyo de los medios, la empatía que tuvieron con este caso", fueron las palabras del dueño Franco Gavidia, a la salida de Ezeiza, luego de reencontrarse con su perro tras su polémico aislamiento.

 

 

Tras recibir la correspondiente inmunización, y luego de cumplir el período de cuarentena solicitado, el protagonista de esta conmovedora historia volvió a Córdoba junto a su familia, después de que casi fuera deportado por tener la vacuna antirrábica vencida.

Sin embargo, la pesadilla todavía no terminó por completo, ya que Coco aún debe permanecer en cuarentena durante otros 21 días más, por lo que, no podrá tener contacto con otros animales por un tiempo todavía. De todas maneras, lo importante es que ya se encuentra seguro en su casa, junto a su familia.

El ansiado encuentro entre Coco y su dueño

Con todas las cámaras esperándolo, el famoso perro salió de las instalaciones del aeropuerto con un divertido abrigo lleno de colores, el cual le regaló su dueño como muestra de bienvenida.

Coco junto a su familia.

De acuerdo con las declaraciones de Gavidia, el dueño de Coco, el perro estuvo muy asustado cuando lo llevaron a vacunarse, ya que no entendía muy bien qué estaba pasando realmente. Su aislamiento trajo un enorme caos en su rutina. Por ello, el perro estuvo muy confundido durante esos días. Sin embargo, todo salió bien y el perro salió sano y salvo de la dura cuarentena.

Principalmente, Gavidia y su familia le agradecen en primer lugar a la gente, la cual siempre estuvo apoyándolos en este proceso. “Lo que me llevo como mayor aprendizaje es la bondad de la gente, la empatía de los argentinos que me sorprendió muchísimo", confesó el hombre a La Nación.

La imagen más esperada por todos los argentinos.
La imagen más esperada por todos los argentinos.

Asimismo, también reconoció: "El principal culpable de esto fui yo y lo dije siempre”. Lo cierto es que la gente se encargó de ayudar con la causa desde un primer momento, inclusive, cuando la situación del perro era totalmente incierta. Bajo el hashtag #LiberenACoco, mucha gente se unió a la campaña, y las autoridades responsables finalmente se hicieron cargo.

Ver comentarios