El cachorro Coco, que fue demorado y aislado en el aeropuerto de Ezeiza por orden del Senasa al no tener las vacunas al día, será liberado este jueves luego de una larga semana de cuarentena.

En las últimas horas, uno de sus dueños, Franco Gavidia, posteó en Instagram un video donde se ve la enorme alegría del perrito cuando le avisan que falta poco para irse. Acompañaba un mensaje que decía “¡Último día! Mañana nos vamos a Córdoba” y aclaraba que la puesta en libertad de Coco será alrededor de las 10.30.

Camila Guerra, médica y también dueña de Coco, mostró su felicidad: “Estamos todos muy contentos porque Coco va a poder regresar este jueves a casa. Como son 20 días en total y en Ezeiza estuvo 10, ahora restan 10 días más, pero lo bueno es que va a poder estar con nosotros, aunque no podrá salir y tampoco va a poder tener contacto con otros perros”.

Además, contó cómo serán los pasos a seguir luego de su liberación: “Del canil del departamento del Senasa del sector de Migraciones de Ezeiza donde está cumpliendo la cuarentena, lo vamos a llevar en un auto particular hacia donde vivimos

 

¿Por qué habían aislado a Coco?

La llegada del animal a Ezeiza se produjo el pasado 25 de mayo. Al llegar, las autoridades dieron cuenta de que el can no contaba con el último refuerzo contra la rabia y tampoco tenía su Certificado Veterinario Internacional (CVI).

Poco tiempo después, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), divulgó un comunicado donde explicaba las razones del aislamiento: “El perro llegó al país sin su certificación sanitaria y sin la protección antirrábica correspondiente. Tiene vencida la vacunación correspondiente y por eso no puede ingresar a la Argentina”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Coco (@liberen_a_coco)

Desde el Senasa, en un primer lugar, le dijeron a su dueño que había dos opciones: la deportación o el sacrificio. Sin embargo, tras algunas horas de debate, se optó por vacunar al animal y mantenerlo aislado en un sitio ambientado para el perro en el aeropuerto.

El comunicado oficial decía: “Desde Senasa, se avanzó en poner al perro en custodia dentro del aeropuerto, hasta que se resuelva su regreso a origen, salvaguardando su bienestar”.

El aislamiento de Coco duró una semana, y según dijo su dueño, no hubo complicaciones: "Pasó muy bien la noche dentro de una cucha con mantas y su ponchito. Además, fue muy bien tratado por las ONG que lo visitaron y pudo correr y jugar con una pelota mientras pasaban los días.

Y por fin llegó el día: una vez arribe a la provincia de Córdoba, Coco deberá permanecer 10 días más dentro de su vivienda sin poder salir y/o tener contacto con otros animales, “dado que la vacuna tarda 21 días en brindar la inmunización”, resaltó el Senasa.

 

Coco viajará a Córdoba junto a su dueño tras una larga semana de cuarentena (Instagram).
Ver comentarios