Es sencillo identificar a la provincia Córdoba con el fernet. Sin embargo, un insólito y peligroso episodio, ocurrido en las últimas horas, involucró al consumo de estupefacientes y no de alcohol. 

¿El lugar? Una empresa de call center. Según precisaron medios locales, más de 10 empleados de una oficina se intoxicaron con unos “brownies raros” que uno de los trabajadores llevó para "compartir" a la oficina.

Brownies Locos   <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Córdoba'>Córdoba</a>
La provincia de Córdoba fue noticia a nivel nacional por unos "brownies locos".

Fue la delegada gremial de la propia compañía quien dio a conocer los análisis toxicológicos realizados sobre los trabajadores afectados por el consumo del mencionado postre. Por eso, se pudo saber que tenían cannabis en sangre.

En ese sentido, cabe destacar que se estima que el alimento había sido preparado con marihuana, lo que en el imaginario popular se conoce como “brownies locos”.

Los "brownies locos" que se convirtieron en noticia en Córdoba

El insólito episodio ocurrió el día lunes por la mañana en una de las sedes de la empresa "Konecta Argentina", en Galería San Martín, en Córdoba Capital. Un trabajador de más de diez años de antigüedad decidió continuar con la costumbre de los trabajadores del lugar de llevar algo de comer para compartir.

Patricia Barrera, delegada, expresó al canal de noticias local El Doce: “Normalmente, en todos los equipos se festejan cumpleaños o los lunes se trae un budín (...) En más de 15 años que estábamos juntos, este compañero nunca había traído comida.

“El compañero trajo esa especie de budín a las 10 de la mañana y lo repartió entre el equipo, en el que somos unas 13, 14 personas. A los 20 minutos, al menos unos seis trabajadores empezaron a descomponerse, a asfixiarse, a sentirse muy mal, aseguró Barrera.

“Unos reían, otros lloraban y había dos que estaban ‘duros’”.

De acuerdo a varios medios cordobeses, otro de los empleados calificó el escenario como: “Unos reían, otros lloraban y había dos que estaban ‘duros’”. “Las ambulancias tardaron como dos horas en llegar. Los compañeros ya habían pasado todo el proceso de una sustancia que después, al hacerse el análisis toxicológico, da que tenía cannabis”, completó la delegada.

Se estima que hubo un total de entre 12 y 15 damnificados por los efectos del postre ingerido. El caso más complicado, fue el de una joven que debió permanecer internada en un sanatorio hasta las 11 de la noche del lunes.