Parece que el Wanda Gate está llegando a su fín. O al menos eso dio a entender Mauro Icardi en su Instagram. Tras la crisis matrimonial que estalló el pasado sábado, cuando Wanda Nara acusó a Eugenia "La China" Suárez de "rompehogares", parecía que la relación entre la empresaria y el delantero del PSG no tenía vuelta atrás, pero todo cambió en las útlimas horas.

“Gracias, mi amor, por seguir confiando en esta familia hermosa. Gracias por ser el motor de nuestras vidas. Te amo. Cuánto duele lastimar a tus seres queridos. Solo sanas cuando tenés el perdón de quienes heriste”, escribió Icardi en un posteo que confirmaba la reconciliación,  luego de haber protagonizado un escándalo mundial cuando su esposa le encontró mensajes y llamadas con la actriz.

Y este miércoles por la mañana, el jugador volvió a utilizar sus redes sociales para subir una historia juntos. Se trata de una imagen que tomó el delantero, quien está mirando a cámara y sonriendo. Ambos están recostados, él sobre el pecho de ella.

La historia que compartió Mauro Icardi en su Instagram.

La ubicación, según precisa el posteo, es París, a donde regresaron luego de que él la fuera a buscar a Milán buscando su perdón. Y agregó: “Mon amur” (“mi amor”, en francés) junto al emoji de un corazón. Además, etiquetó a su esposa, al igual que en las publicaciones anteriores.

Además, el futbolista compartió una imagen en su feed de uno de los viajes que realizaron: "Abrázame Fuerte, y no me sueltes nunca", escribió junto a un corazón. Desde que se casaron hace siete años, todos los años la pareja se toma una semana al año para viajar solos, sin sus hijos (Valentino, Constantino y Benedicto, de la relación anterior de la empresaria y Maxi López; y Francesca e Isabella, del matrimonio).

Al parecer su intención es disfrutar de unos días de pareja y reencontrarse como tal. El futbolista tuvo un permiso del club para ausentarse a los entrenamientos del domingo y lunes, y además se perdió el partido contra el Leipzig por Champions. "Actualmente se encuentra en París, después de haber realizado un viaje de ida y vuelta a Milán, pero no se siente capaz de jugar. Está muy afectado por la separación anunciada por su esposa Wanda Nara el sábado por la noche”, consignó L’Equipe.

Por su parte, Wanda no lo volvió a seguir en Instagram y se mostró indiferente ante sus posteos, ya que ni siquiera le puso "me gusta" a las publicaciones. Su última actividad en redes sociales fue repostear un un foto de su madre, Nora Colosimo, y promocionar su marca cosméticos.