A pesar de haber terminado su emisión hace casi 22 años, "Okupas" se siente como un retrato de la Argentina actual para muchos de los televidentes que ayudaron a convertir a la miniserie de Bruno Stagnaro en el fenómeno de culto que es hoy. Mirando más allá del viaje por la marginalidad que emprende el histórico cuarteto de protagonistas, un usuario de TikTok señaló otra manera en la que "Okupas" nos recuerda de la realidad argentina: los precios.

El dinero es un protagonista en todo menos nombre para la serie de Stagnaro, fiel reflejo de la vida misma. En una serie de cortos clips publicados en la plataforma de videos china, un fanático de la serie (pep3pate4trasero5 en TikTok) reunió cortes donde se mencionan o muestran los precios que pagaban los argentinos en el 2000, y el resultado sorprendió y preocupó a los demás internautas.

$11 pesos el paquete de cigarrillos, $1 peso cada choripán, pancho y hamburguesa, 80 centavos por tres alfajores en el tren y $3,50 por un filete de merluza (que el personaje de un joven Rodrigo de la Serna no llegó a costear). Con la canasta básica total a $36.019 según los últimos datos del INDEC, los precios reflejados en estos dos tickets evocaron reflexiones y comparaciones entre los internautas.

Okupas, una de las series más recordadas por los argentinos.
Okupas, una de las series más recordadas por los argentinos.

Para subrayar la devaluación de la moneda argentina que deja ver la miniserie, el tiktoker también calculó cuánto tendrían que gastar los personajes hoy en día para comprar lo mencionado en pantalla, usando como referencia el dólar libre (con un valor de compra de $289 pesos). Los resultados de la comparación también provocaron una reacción en los internautas, al ver que el paquete de cigarrillos saltó a más de $400 y tres paquetes de vela pasan de $3,50 a más de mil pesos.

El increíble éxito de Okupas en Netflix, a 22 años de su estreno

Desde su tiempo al aire en la televisión pública, "Okupas" pasó por un par de reposiciones en otros canales de aire, la circulación de copias en VHS y DVD y finalmente en la resolución ultrabaja con que se ve en YouTube antes de, finalmente, llegar a Netflix en calidad mejorada para conquistar a una nueva generación de argentinos.

La creación de Stagnaro está, hace ya un par de años, disponible en el catálogo del popular servicio de streaming. Y es uno de los productos que ocupa un lugar destacado en las tendencias. ¿Cómo se explica esto? Una posible respuesta se puede hallar en su calidad técnica y su condición de obra de culto de la Argentina del siglo XXI. Otra, en la nostalgia que despierta entre todos los que la vieron en su momento y quedaron prendados. Lo que nadie puede negar es la prevalencia que esta pequeña serie de bajo presupuesto, filmada en las calles de Buenos Aires con cámaras escondidas y dobles sacados de la galera, continúa teniendo en Argentina.

Ver comentarios