El Wanda Gate está de regreso con un nuevo y polémico capítulo que tiene a los principales programas de chimentos en la mira de las tres celebridades protagonistas: la empresaria Wanda Nara, su esposo, el futbolista Mauro Icardi; y la famosa actriz y modelo María Eugenia “China” Suárez.

Según trascendió en Socios del Espectáculo (El trece), la ex Casi Ángeles se animó a volver a escribirle al jugador del Paris Saint-Germain a través de un mensaje “encriptado”, que creyó que nadie más que él entendería.

Fue la panelista Luli Fernández quien llevó como pan caliente a la mesa del programa las novedades del sonado escándalo. La mediática explicó que el lunes por la noche un desconocido le envió una foto por WhatsApp. Se trataba de una captura de pantalla de un mensaje que le habría mandado la China Suárez a Mauro Icardi, aunque a través de otro número.

“La China Suárez le habría escrito a Mauro Icardi, para acercarse. Le puso “Hola”, comentó Luli, quien al rato decidió alertar a Wanda Nara y entabló una conversación virtual, dado que la empresaria se encontraba en pleno viaje de avión de Buenos Aires a París. “Le pregunté si existía la posibilidad de que la China haya querido contactar nuevamente a Mauro”, aclaró.

 

La ex de Maxi López le escribió que entre ella y esposo estaba todo “muy bien”, e incluso, en sus redes sociales, subió una foto romántica abrazada a Mauro desde el avión. Entonces, Fernández le compartió la captura de pantalla del mensaje de WhatsApp que le habían enviado.

Una vez que aterrizó en tierras francesas, la modelo e instagramer se contactó por llamada telefónica con la panelista, quien remarcó que esa vez estaba molesta. Según Luli, Wanda no había hallado el mensaje entre las conversaciones de Mauro, sino que fue el propio futbolista el que le hizo una captura de pantalla al chat y se la mostró. “Ahora que llegué hoy vi todo. Pero ya sé que se maneja así. No es la primera vez. Mauro me muestra todo y me cuenta que le escribió”, habría disparado Wanda.

Icardi no quería ocultarle nada a su esposa, contó Fernández, y por eso le reveló que creía que la actriz había intentado contactarlo una vez más, desde otro celular. Además, explicó que la persona que se había arriesgado a mandarle el mensaje a Mauro por la China desde su dispositivo bloqueó al jugador en cuanto se enteró que Nara estaba al tanto de todo.

Mauro especuló que la persona detrás de ese mensaje era la ex de Benjamín Vicuña, porque durante la breve relación que mantuvieron, ella solía contactarlo a través del teléfono de terceros, como su peluquero Juanma Cativa.

"La China no puede escribirle a Mauro Icardi porque está bloqueada, pero utilizó a un cómplice", amplió Rodrigo Lussich. Acto seguido, Paula Varela agregó: "Mancha Latorre, es el mejor amigo de la China, es quien ejecuta el mensaje".

Para el panel del programa de El Trece, el supuesto mensaje de la China habría sido enviado al futbolista mientras Wanda Nara estaba ocupada en la inauguración de su nuevo local de cosméticos en el Shopping del Abasto, en Buenos Aires. En tanto, llegaron a la conclusión de que la actriz “no está acostumbrada a que le digan que no”, y que este embrollo habría provocado que se enamore cada vez más de Mauro. Asimismo, Rodrigo Lussich opinó sobre el segundo intento de contacto: “Nosotros tenemos la teoría de que estaba con un amigo, con unos tragos y dijo: ‘mandemos un mensajito’”, agregó.

 

También sugirieron que podrían haber sido los íntimos amigos de la actriz los que la habrían alentado a escribirle y luchar por Mauro, si es que ella realmente creía que estaba enamorada. Al respecto, recordaron que Suárez compartió en más de una ocasión una estrofa de la canción “Equilibrista”, de Celli: “No me dejés echarlo a perder. Soy un especialista, el último en mi lista. Tengo sueño, tengo miedo. Hablo más de lo que debo. Y me voy del juego”, reza el tema musical.

En la semana, Luli Fernández compartió un mensaje que le escribió Wanda Nara por WhatsApp – bajo su autorización- en relación al nuevo escándalo, en donde disparaba con todo contra Suárez: “No le importa nada, lastimó muchas familias. Yo soy muy feminista pero esto es de mala mina. Estamos hablando de la misma que acariciaba un embarazo y se acostaba con el marido en un camarín. Y al tiempo ella quedó embarazada. Me espero todo lo peor de ella. Solo confío en el amor de mi familia, redactó Wanda, y cerró: “Que se maneje como quiera, para mí está terminado el tema”.

Ver comentarios