El membrillo es una fruta cuya piel rugosa esconde en su interior una pulpa áspera pero muy beneficiosa para la salud. Es habitual que se elaboren ricos dulces. Si bien es cierto que su nivel de azúcar en estos casos es muy elevado, con las dosis justas resultará muy adecuado para nuestro bienestar general.

1-Previene descomposturas

Si sufrís colitis nerviosa o síndrome de Crohn, el membrillo puede resultarte muy beneficioso gracias a su alto contenido en taninos, unos compuestos antiinflamatorios y astringentes que te aportarán mucho alivio y que te permitirán digerir mejor los alimentos.

2-Para dolencias intestinales

Gracias a su aporte de fibra, el membrillo es un buen aliado para calmar la mucosa que recubre el tracto gastrointestinal y mejorar las digestiones y la absorción de nutrientes. Además, puede mejorar casos de úlcera y gastritis debido a su acción antiinflamatoria y tónica.

3- Ideal para los hipertensos

Esta fruta tiene un alto contenido en potasio y, por el contrario, un bajo contenido en sodio. Esto la convierte en un alimento muy saludable para las personas con la tensión alta o hipertensión.

4- Controla el colesterol

Ese importante contenido en fibra del membrillo favorece los niveles óptimos de colesterol en sangre. En este sentido el membrillo es una fruta beneficiosa para las personas con hipercolesterolemia al ayudar a regular y reducir la absorción de grasas.

5-Calma dolores musculares

No sólo sirve en los diferentes pasos de la digestión, sin también para sanar molestias en los músculos, como ungüento. Utilizando las semillas y el mucílago, se aplica sobre las zonas damnificadas dando un ligero masaje.

6- Contra la bronquitis Las semillas del membrillo pueden ser utilizadas para preparar una infusión y ese té es un buen expectorante que alivia las inflamaciones bronquiales.

7-Caída de cabello

Se saca del membrillo todo el mucílago carnoso que envuelve la semilla y se pone en maceración con agua caliente, regulando la cantidad hasta que quede espeso. A los dos días se toma como un jarabe con el que, impregnando el cabello, lo embellece, dándole brillo y volumen.

Ver comentarios