Hugo Cubas caminaba rumbo a su trabajo por la vereda de la plaza San Martín, en el corazón mismo del barrio de Retiro, el pasado viernes 18, alrededor de las 7.

Según sus dichos era una hermosa mañana, cuando de pronto, detrás de una torre de un importante hotel de una cadena internacional vio salir una imagen en el cielo que le llamó la atención, porque no era un avión o un helicóptero, pero volaba inteligentemente. Inmediatamente, tomó su aparato celular y alcanzó a disparar tres fotografías, una con el enorme edificio a la izquierda del OVNI.

La segunda, con un primer plano de la Torre de los Ingleses, sobrevolando cerca una aeronave comercial que seguramente habrá partido o hacía su arribo al Aeropaque Jorge Newbery.

Y una tercera foto, en la que se ve un avión aerocomercial sobrevolando con rumbo norte, probablemente sobre las aguas del Río de La Plata, más acá en la imagen la copa de un frondoso árbol y a la derecha, otra vez esa extraña luz que parece ser algo sólido que se mueve inteligentemente.

Aunque Cubas se interesó en pasarnos gentilmente las imágenes, y en tratar de saber si era un globo aerostático o meteorológico, no se pudo confirmar la presencia de algo conocido en la zona. Lo que deja en claro que, como en muchos otros sitios del mundo, esta vez fue Buenos Aires donde una visita de algo inexplicable recorrió el cielo.