Google presentó este miércoles en la ciudad estadounidense de San Francisco sus nuevos smartphones de la línea Pixel junto con la segunda generación de equipos de hardware propios, compuesta por parlantes, laptops, cascos de realidad virtual y una cámara manos libre, todos aparatos equipados con un asistente de inteligencia artificial (IA) con el que se puede interactuar hablando.

Se trata de la familia de dispositivos comercializados con la marca “Hecho por Google, que suma nuevos integrantes y que más allá de sus particularidades, tienen en común que funcionan con el Asistente de Google, un sistema de inteligencia artificial presentado hace un año que funciona con comandos de voz.

Construidos “en torno a algunos principios básicos”, como el hecho de que sean “radicalmente útiles”, estos aparatos “son rápidos, están allí cuando los necesitás, y son fáciles de usar”, y además “no se meten en el medio sino que se mezclan con tu estilo de vida”, explicó Rick Osterloh, vicepresidente de hardware de Google.

"Mediante la creación de hardware con IA en el núcleo, nuestros productos pueden mejorar con el tiempo. Están constantemente haciéndose mejores y más rápidos a través de actualizaciones automáticas de software. Y están diseñados para aprender de vos, así que notarás que las características -como el Asistente de Google- se hacen más inteligentes y asisten más cuanto más interactuás” con ellos, agregó en un comunicado.

Los más esperados de estos productos son los teléfonos Pixel 2 y Pixel 2 XL -fabricados junto con HTC y LG-, dos equipos de alta gama que si bien tienen las mismas características, llegan con dos tamaños de pantalla, 5 y 6 pulgadas respectivamente.

El Pixel 2 tiene pantalla “OLED cinematográfica” y viene en los colores “sólo negro, claramente blanco y un poco azul”, mientras que su hermano mayor tiene una pantalla con relación de aspecto 18:9 tipo pOLED, que permite crear una “experiencia de visualización inmersiva”, y viene en “sólo negro y blanco y negro”, informó el gigante de internet.

Con 4 GB de RAM y procesadores Snapdragon 835, ambos teléfonos traen la versión 8.0 de Android y llegan con cámara trasera de 12,2 megapíxeles, alimentada por capacidades computacionales de fotografía y aprendizaje de máquinas (machine learning), lo que la convierte en “la mejor cámara de cualquier smartphone”, según Google.

El precio del Pixel 2 es de 649 dólares, mientras que el Pixel 2 XL cuesta 849. Se pueden reservar on line desde este miércoles y estarán disponible a partir del 12 de octubre. 

Entre otras cosas, la fotos capturan unos segundos de video alrededor de la imagen “para que puedas revivir el momento”, mientras que los dueños de los equipos tiene capacidad de almacenamiento ilimitado de fotos y video en tamaño original.

Los propietarios de Pixel 2 obtendrán “una vista previa de Google Lens”, informó la empresa en relación a un sistema de reconocimiento de imágenes -anunciado en mayo- que le permite a la cámara saber qué es lo que tiene en frente, en tiempo real, y realizar acciones, como por ejemplo reservar una mesa con solo apuntarle al cartel de un restaurante. 

Otra de características son la posibilidad de acceder al Asistente con solo apretar los bordes -para, por ejemplo, hablarle al equipo para controlar la música- y un sistema de carga que otorga 7 horas de batería con solo enchufar el equipo por 15 minutos. 

Además de los Pixel 2, las novedades contemplan nuevos equipos de hardware con el Asistente incorporado, como los parlantes inteligentes Home Mini y Home Max. El primero, compacto y funcional, es la opción más económica de la familia Google Home, que entre otras cosas permite llamadas con manos libres, reconocimiento por voz para múltiples usuarios y hasta dictar recetas paso a paso, entre otras funciones. 

El Home Max, por su parte, “es el primer parlante con SmartSound, una nueva experiencia de audio potenciada por la tecnología de inteligencia artificial”, y tiene reconocimiento por voz de alto alcance.

Por su parte, la Pixelbook es la nueva computadora -con el sistema operativo de las Chromebook- de alto rendimiento de Google, de diseño delgado y versátil (es a la vez una tablet y una laptop), con pantalla de 12,3 pulgadas y un peso de 1,1 kilos, además de 512 GB de almacenamiento. 

La Google Clips es una cámara pequeña, liviana y con sistema manos libres que crea de manera automática fotos en movimiento y clips de hasta siete segundos, mientras los nuevos Pixel Buds son auriculares inalámbircos bluetooth, que sin embargo tienen los audífonos unidos con un cable, y también provistos con el Asistente.

Así, los flamantes lanzamientos siguen el objetivo anunciado en mayo por el CEO de Google, Sundar Pichai, de introducir inteligencia artificial en todos los desarrollos de la compañía californiana.

Fuente: Télam