Dos antiguos empleados de la aplicación Snapchat revelaron que los trabajadores de esta empresa podían espiar a los usuarios con una herramienta interna. La información generó un escándalo en el mundo de la tecnología.

Los empleados, cuya identidad no fue difundida, revelaron al medio Motheboard que, cuando trabajaban para Snapchat, podían ver las publicaciones privadas y la localización de otros usuarios.  Además, relataron que en ocasiones algunos trabajadores aprovechaban la ventaja interna de la empresa y utilizaban esta herramienta para espiar la información personal de los usuarios en la aplicación. 

Si bien contaron que la herramienta se utilizaba frecuentemente para otros fines como restablecer contraseñas de cuentas hackeadas y para otro tipo de acciones de la administración del usuario, aseguraron que muchos de los empleados abusaron de su poder. 

"El personal tenía acceso a una serie de herramientas internas. Una de ellas se llama SnapLion, con la misma, podiamos consultar los datos de usuarios. Los empleados podían conseguir información de localización, número de teléfono, dirección de correo electrónico y snaps guardados en el dispositivo", confesaron. 

Hasta el momento, se desconocía de la existencia de estas herramientas. Algunos de estos espionajes, se realizaron hace algunos años. Desde enero pasado, la red social utiliza nuevos mecanismos extremos de encriptación.