La víctima recibió masajes cardíacos en la estación. (Captura)

Un hombre de 32 años murió tras protagonizar un violento enfrentamiento con policías en la estación ferroviaria porteña de Plaza Constitución. La víctima, de nacionalidad paraguaya, que cenaba junto con tres compatriotas suyos en una pizzería frente a la terminal del Tren Roca, se negó a pagar la cuenta. La mesera les exigió el pago, pero los sujetos, en visible estado de ebriedad, quisieron hacerle "un paga Dios". Un custodio y un policía que comían en el lugar se enfrentaron con los revoltosos y, luego, cuatro federales lograron detener a dos de ellos. El parte oficial, de manera llamativa, da cuenta de un accidente en el intento de arresto "utilizando la fuerza mínima e indispensable". Hay seis efectivos bajo investigación.

De acuerdo a lo que señalaron a través de las redes sociales de Crónica testigos del suceso, el hecho ocurrió a las 23.45 del miércoles en el local gastronómico Roca&Pizza, situado en la entrada del Hall Central de la citada cabecera ferroviaria, sobre la calle Lima.

En esos momentos, la víctima, identificada como Diego Rubén Villarreal Cabrera, de 32 años, había terminado de comer una pizza con tres amigos de su misma nacionalidad. Los mismos informantes detallaron que los sujetos se negaron a pagar la cuenta y el conflicto derivó en un violento enfrentamiento con efectivos policiales.

La camarera insistió a los hombres para que abonen la cena, y al obtener respuesta negativa, pidió la cooperación del personal de seguridad privada que estaba acompañado por un suboficial, quien cenaba en el lugar. 

Los efectivos detuvieron la marcha de los paraguayos en la salida del local, y en ese momento, se originó un brutal gresca, donde Cabrera se llevó la peor parte.

"A los policías se les fue la mano. El hombre tenía la cabeza reventada. Vimos que le pegaban con una radio. Fue una situación horrible", detallaron quienes observaron la situación. También agregaron que la víctima permanecía tirada en el piso, estaba muy golpeada y tenía las manos atadas con precintos.

Personal médico trasladó al sujeto malherido al hospital Argerich y dentro de la ambulancia realizó tareas de reanimación. Sin embargo, no logró concretar su labor con éxito. Las imágenes del hecho fueron enviadas a este diario.

El parte policial al que tuvo acceso Crónica asegura que los efectivos utilizaron la fuerza mínima e indispensable para reducir a uno de ellos al piso, quien sufrió un "pequeño corte en la ceja izquierda".

Una vez que lograron detener a los sujetos, aseguran que uno de ellos empezó a descompensarse solicitando de forma urgente una ambulancia y otro grupo de efectivos le realizó masajes cardíacos. El hombre finalmente falleció en el hospital Argerich y certifican que la causa de la muerte fue "paro cardiorrespiratorio".
 

El hecho ocurrió en medio del conflicto de cuatro ramales eléctricos del Tren Roca suspendidos por fallas en el suministro de energía y caída de árboles sobre las vías.