Los vecinos de Luján, ubicado en la provincia de San Luis, denunciaron a Crónica que hace meses abren las canillas y sale barro o algas. Ahora, la situación se complicó aún más y relataron que salen peces muertos.

Silvina, quien vive en la calle Mario Ayala, expresó: "es peor para bañarse, estaba como loca". Agregó que "el agua en la localidad es terrible y nadie hace nada para solucionarlo".

La mujer, contó también que ella tiene la posibilidad de compra agua mineral pero hay muchos vecinos que no y ya sufren gastroenteritis. 

Primero salían algas, luego pescados.
Ocurrió en a 120 km de la capital de San Luis.