El pólipo extirpado la semana pasada al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, es "una lesión benigna", confirmó este miércoles Kevin O'Connor, el médico de la Casa Blanca.

O'Connor precisó que el adenoma tubular de tres milímetros, extirpado del colon ascendente del presidente de 79 años la semana pasada, es "una lesión benigna de crecimiento lento que se cree potencialmente precancerosa", y que es similar al pólipo que se le removió en 2008​​​.

La recomendación del médico es repetir la colonoscopia dentro de siete o diez años.

Durante la prueba del viernes pasado Biden permaneció antestesiado, lo que le obligó a traspasar por un tiempo los poderes a la vicepresidenta Kamala Harris.

En un comunicado emitido tras aquella revisión médica, O'Connor confirmó que "el presidente está apto para su cargo, y desempeña plenamente todas sus responsabilidades sin excepciones ni acomodaciones".

Fuente: Sputnik