Peteco Carabajal es uno de los máximos exponentes del folklore del país, hijo de Zita Correa y de Carlos Carabajal, el padre de la Chacarera. Hablando de su infancia, contó que estuvo dividida en dos: una cuando estaba en La Banda, Santiago del Estero, y otra cuando llegó a Buenos Aires, donde en este último lugar los recuerda como “húmedos, grises y melancólicos”; y los de Santiago “calurosos, felices, luminosos y con sus abuelos”.

También contó que solo recuerda su infancia con Graciela, su hermana, porque Demi –la más pequeña- nació cuando él tenía 16 años, donde también le pasó lo mismo comentado anteriormente, debido a que estando en Buenos Aires, su padre trabajaba de noche en las peñas, y llegaba siempre a la madrugada entonces dormía mucho en el día, cuando su madre se iba a trabajar. Si algo tiene que rescatar, agregó, era que escuchaba todo lo nuevo de su padre de primera mano.

Aunque no recuerda una conversación seria con su padre, le quedó impregnado su forma de componer, donde siempre le busca algo distinto; “Aún en la nota más simple, él le ponía algo distinto, que era un sello único”, añadió y continuó “Que sea simple, no quiere decir que sea algo así nomás, sino que es simple por el conocimiento que alguien tiene sobre esta música, entonces sabe qué es lo mínimo que puede usar para ser feliz”.

 

“Mi vieja era muy especial, alegre y sufrida”, agregó de su madre, porque tenía mucho humor, fuerza y carácter, quien acompañó mucho a su padre, trabajando; contó que se levantaba a las 4 o 5 de la mañana y volvía a las 7 u 8 de la noche y también en su casa, en la crianza y muchas veces sola porque el padre estaba trabajando o de viaje, aunque entre sus padres “eran muy amigos”.

En el año 2006 falleció Carlos Carabajal, a sus 76 años, y Peteco hizo referencia que, a través de su partida, pudo entablar conversaciones que nunca antes había tenido con su mamá, ni si quiera con su padre. Con gran timidez, en un momento le preguntó a su madre si su papá la incorporaba en proyectos y, con una soltura y humor impresionante, le respondió: “Yo lo hice a tu papá”.

Después de 48 años, Peteco Carabajal volvió con su banda “Santiago Trío” e hizo referencia a que piensa que es un caso único en la Argentina que después de tanto tiempo un conjunto vuelva a unirse y hasta de mejor forma que antes: “No queremos buscar éxito, pegarla, ni competir, solo ser felices de cantar juntos”.

Ver comentarios